La relación de la mala postura, con una mordida chueca.

hace 4 años | por Editorial Corazón de Mamás
Categoría: Salud física
Tags: Oclusión, Postura, Salud dental, Métodos de corrección, Ortodoncia

0

0

Hoy en Corazón de Mamás hablaremos de la relación entre la mala postura y la mordida chueca. Comencemos por decir que la buena postura es aquella capaz de mantener la alineación de los segmentos corporales con un gasto de energía mínimo y lograr el máximo de eficacia mecánica del sistema neurocervical. Los problemas de postura y mordida chueca pueden comenzar a observarse en la infancia.  

Cuando vemos en nuestros hijos una postura incorrecta, tal vez debiéramos llevarlos a una revisión odontológica. Si la postura no es correcta, los músculos no trabajan simultáneamente, pues los relacionados con la masticación, se encuentran ligados a los músculos del cuello, conectando con los del tronco, y así sucesivamente.

Por lo que una alteración en la mordida puede influir en la posición de la columna, pelvis y pies, generando males como escoliosis, pies planos o falsas piernas cortas, además pueden generarse trastornos del habla y mala pronunciación. La mordida chueca ocasiona tensiones musculares,  genera de dolores de cabeza que normalmente son confundidos con migrañas.

Es por esto que la odontopediatría preventiva es agrupa los esfuerzos de promover, mantener, restaurar el crecimiento y desarrollo del niño en su sistema estomatognático. La mordida chueca es diagnosticada cuando hay espacios entre los dientes, apiñamiento, mordida cruzada y falta de piezas dentarias.

El bienestar y la salud de nuestros hijos es un asunto que debe ser tratado de manera integral, a fin de ayudarlos a desarrollarse de manera óptima. Y en este caso solucionar problemas que pueden padecer de por vida y además provocar problemas de aprendizaje escolar y desempeño físico.

Corazón de Mamás contó con la asesoría del Doctor Roberto Muñiz Garibay. Cirujano dentista egresado de la UNAM. Especialista en Ortodoncia y Ortopedia Maxilar.


¿Qué opinas? ¿Tienes dudas?

¡Sigue la discusión en Corazón de Mamás!

Conversaciones
Artículos Recomendados