¿Cómo aplicar técnicas montessori en casa (y por poco dinero)?

hace 3 años | por Editorial Corazón de Mamás
Categoría: Educación
Tags: Montessori, estimulación, educación, en casa

2

1

De un tiempo para acá, el Método Montessori ha tomado fuerza entre familias que buscan entornos agradables para la educación y estimulación de sus pequeños. Sin embargo, hay muchas partes de este que parecieran ser difíciles de aplicar en casa, o que requieren materiales que cuestan mucho dinero. Sin embargo, Corazón de Mamás hizo una selección de técnicas Montessori que pueden aplicarse en casa, sin demasiado esfuerzo o inversión económica.

Pero primero, te explicamos brevemente en qué consiste el Método Montessori. Es un modelo educativo ideado por la educadora y médica italiana María Montessori, a principios del siglo XX. Este método se caracteriza por desarrollar en el niño la independencia, la libertad con límites, respetar la psicología natural y el desarrollo físico y social del niño. La idea es que los niños se desarrollen en espacios que atiendan sus necesidades específicas pero que promuevan su autonomía. La base del mismo es la experimentación. Hasta el momento, ha mostrado buenos resultados en niños de todas las edades.

¿Cómo aplicar las técnicas en casa?

Empezaremos con la habitación de los niños, que es la que más adaptada debe estar al Método Montessori.

  • La cama. Es uno de los elementos principales, simplemente necesitas un colchón que esté a ras del suelo. Así, se promueve la independencia de los niños cuando se comiencen a mover. La idea es que puedan subir y bajar solos, sin ayuda de un adulto. Evidentemente, para llegar a usarla deben, por lo menos, caminar.
  • Los muebles (libreros, repisas, clóset), deben estar adaptados al tamaño del niño. La idea es que tengan las cosas al alcance y puedan elegir con lo que quieran jugar o quieran ponerse, de manera libre.
  • El suelo. Es muy importante. Debe tener espacio libre para jugar, leer y pasar buena parte del tiempo. Es buena idea que tenga una alfombra o foamy y algunos cojines, que lo hagan más acogedor.
  • Los juguetes no deben ser muchos, deben ser educativos y deben estar al alcance. La idea es que los niños puedan experimentar con ellos, sin obstáculos de ningún tipo. En caso de estar guardados en gavetas o cajones, estos deben estar identificados para que los niños sepan dónde encontrar lo que buscan.
  • En las paredes se recomienda poner imágenes o espejos a una altura adecuada para el niños. Así podrá observarlas y observarse a sí mismo. Esto estimula su creatividad y su curiosidad.

El baño. Se recomienda que esté adaptado para que el niño pueda ir al baño de manera independiente. Si bien no se necesita mandar a poner un inodoro nuevo, sí que tenga una bacinica y un banquito para que pueda alcanzar los muebles del baño por sí solo.

En la cocina, se recomienda que el niño siempre tenga a mano sus vasos (el Método Montessori no usa vasos especiales con los niños, ni entrenadores o con popote), agua para saciar la sed y bocadillos saludables (frutas, especialmente). La idea es que el niño pueda satisfacer su hambre o sed, sin ayuda de un adulto.

¿Tienes otras ideas? Te invitamos a que nos las cuentes en Corazón de Mamás y las compartas con otras madres.


¿Qué opinas? ¿Tienes dudas?

¡Sigue la discusión en Corazón de Mamás!

Conversaciones
Artículos Recomendados