¿Cómo ayudar a una amiga que acaba de tener un bebé?

hace 3 años | por Editorial Corazón de Mamás
Categoría: Soporte
Tags: Amigas, recién nacido, ayuda

0

0

Es muy común que a las mamás con recién nacidos se les ofrezca ayuda. Sin embargo, muchas veces las visitas y buenas voluntades de compartir son incómodas y muchas veces poco útiles. Sin embargo, la maternidad de un bebé, sobre todo si se es primerizo, puede ser agotadora. Es por esto que Corazón de Mamás ha pensado en algunas formas en las que puedes ayudar a una amiga que acaba de tener un bebé.

Ayuda a atender a las demás visitas: Uno de los principales problemas con las madres con recién nacidos es que reciben muchas visitas incómodas, a horarios difíciles que, además, esperan ser atendidas. Con seguridad la nueva mamá no tendrá manos suficientes, o paciencia, para todo. Una buena amiga puede encargarse de escuchar al familiar que llega con un nuevo paquete de historias, de entretener a los niños del visitante en turno, o de servir las bebidas a quienes acaban de llegar.

Si tiene hijos mayores, ayúdala con ellos: Los niños más grandes estarán demandando atención, pero a la vez hay un recién nacido en casa. La ayuda con los niños grandes (llevarlos o recogerlos de la escuela, ayudarles con la tarea o entretenerlos) será muy agradecido.

Ayúdale con algún menú para la familia: Aún mejor si es algo que entusiasme a la nueva mamá. Encontrar tiempo para preparar comidas, cenas, desayunos, etcétera puede ser agotador.

Ayúdale a resolver asuntos pendientes: No tiene que ser nada complejo. A veces necesitamos sacar la ropa de la secadora, hacer una llamada urgente o ensamblar el extractor de leche, pero no hemos encontrado el tiempo para resolverlo. Ofrécete a ayudar, a veces en esas simples acciones se resuelve todo un día.

Si eres mamá, cuéntale de tus errores: Eso siempre ayuda. Abrir tu corazón y explicarle en qué te equivocaste le dará confianza en sus aptitudes como nueva mamá. Trata de no aconsejar, solo intenten hacerse compañía mientras se echan porras la una a la otra.

Trata de estar presente, pero no esperes respuesta pronta: Eso vale para mensajes y llamadas. A veces incluso estar pendientes del teléfono puede ser una tarea de titanes con un recién nacido. Sin embargo, sentirnos acompañadas durante el posparto, no tiene precio.

Antes de llevar el regalo de moda o el más caro, pregunta qué necesitan: Muchos papás, sobre todo primerizos, se concentran en el diseño por sobre la utilidad. Ya sobre la marcha, puede ser que necesiten algo en lo que no habían pensado, y tú puedes proveérselos.

La mejor ayuda de todas: No juzgar. La mejor compañía y ayuda para una nueva mamá es la que no juzga, pero sí escucha. Seguro ya tendrá suficiente de consejos, ideas, experiencias y juicios de los demás. Hazla sentir apreciada, aceptada y que está haciendo todo bien: cada mamá es la perfecta para su bebé.

¿Se te ocurren otras ideas? Haz parte de la conversación en Corazón de Mamás.


¿Qué opinas? ¿Tienes dudas?

¡Sigue la discusión en Corazón de Mamás!

Conversaciones
Artículos Recomendados