¿Cómo cuidarte del resfrío cuando estás embarazada?

hace 4 años | por Editorial Corazón de Mamás
Categoría: Salud física
Tags: Salud, Resfrío, Gripe, Influenza, Embarazo, México

2

0

El resfrío o la gripe son molestos en cualquier etapa de la vida, pero en el embarazo suelen ser terribles. ¿Qué hacer? El embarazo ocasiona, entre muchos otros cambios físicos, que nuestro sistema inmunológico se concentre en el bebé, haciendo que mamá esté más vulnerables a resfríos y gripes. En cualquiera de los dos casos, las molestias deben ser controladas de manera diferente a como lo haces normalmente.

El primer paso para cuidarte es establecer si padeces un resfriado o una gripe (también llamada influenza estacional). En ambos casos podrás sentir dolor de garganta, congestión nasal, estornudos, tos, dolor de cabeza y fiebre. Sin embargo, la diferencia es que los síntomas de la gripe se manifiestan más rápido, la fiebre es más alta , puedes sentirte muy cansada y con dolor en todo el cuerpo. Es importante que, en cualquiera de los dos casos, te comuniques pronto con tu médico, él te recomendará qué medicamentos usar. Es bien importante no automedicarse, pues muchos remedios de venta libre no son apropiados para la embarazada ni para el futuro bebé, como la aspirina.

¿Cómo evitarlos?

Para prevenirlos, te recomendamos no estar en contacto con personas enfermas o con sus objetos de uso diario. Es importante lavarse las manos con frecuencia y mantener las áreas frecuentemente visitadas limpias y aireadas. Procura no tocarte ojos, nariz y boca con las manos sin lavar. Procura no compartir utensilios para comer y las toallas del baño (faciales y corporales).

Además te recomendamos llevar una alimentación balanceada que incluya antioxidantes y una fuerte carga de vitamina C. No olvides permanecer bien hidratada y hacer ejercicios apropiados para tu periodo gestacional. Si aún fumas o tienes fumadores cerca, es tiempo de dejarlo. El tabaco también disminuye nuestras defensas.

¿Cómo tratar un resfriado?

El mejor consejo es mucha hidratación y mucho descanso. Además te recomendamos algunos tips para aliviar molestias:

  • Para la congestión nasal, puedes probar hacer inhalaciones con vapor. Si no tienes vaporizador, solo respira el vapor del baño. También son muy útiles los lavados con suero fisiológico o solución salina. Si tienes un humificador de ambiente, seguro también será útil.
  • Para el dolor de garganta y la tos, una bebida caliente con agua, miel y limón. Las gárgaras con agua salada también son muy efectivas.
  • Para la fiebre es muy importante que llames a tu médico para que te oriente sobre el medicamento que puedes consumir y su dosis.

¿Y si tengo gripe?

Lo mejor es tomar las cosas con calma y llamar a tu médico, a lo mejor tendrá que recetar un antiviral. De nuevo, tus mejores aliados son el líquido y el descanso. Además de los consejos para el resfriado, es importante que no te saltes tiempos de comida, come lo que buenamente tu cuerpo reciba. Intenta con alimentos frescos. En algunos países, como México, se recomienda que las embarazadas se apliquen la vacuna contra la influenza estacional y existen muchos centros que la ponen de manera gratuita, para evitar estos padecimientos.

Si los síntomas no mejoran después de unos días, es muy importante que lo hables con tu médico para descartar otro tipo de infección: respiratoria, por ejemplo.

Sin embargo, no te preocupes. Tu bebé no correrá peligro si sigues las indicaciones de tu médico. Es muy importante que revises tu temperatura, pues el exceso de fiebre puede indicar que algo no anda bien. Seguramente los medicamentos que te prescriba el doctor serán los indicados, incluso si son antibióticos.


¿Qué opinas? ¿Tienes dudas?

¡Sigue la discusión en Corazón de Mamás!

Conversaciones
Artículos Recomendados