¿Cómo elegir al ginecólogo según el tipo de parto que quieres?

hace 4 años | por Editorial Corazón de Mamás
Categoría: Salud física
Tags: Ginecólogo, Doctor, Parto, Cesárea, Embarazo

0

0

El ginecólogo es el profesional de la salud que te guiará durante todo el embarazo y será, en la mayoría de los casos, el encargado de liderar el proceso de parto. Si realizarás tu seguimiento de manera privada, es decir sin usar los servicios de la seguridad social, no es un decisión que deba tomarse a la ligera. Ya sea porque aún no sabes quién será o porque quieres cambiar el tuyo, te damos algunas ideas para guiar tu búsqueda.

Lo primero que te recomendamos es que tengas varias opciones antes de elegir, para esto puedes pedir recomendaciones con tus amigas y familiares. Pídeles que te cuenten sobre su experiencia para ver si esta se acomoda con tus expectativas. También puedes consultar la lista de médicos de tu seguro o de la clínica en la que quieras tener tu parto. Esta es una decisión que hay que tomar con tiempo, pues si no tienes los resultados deseados, debes buscar otra opción.

Luego, puedes investigar un poco acerca de estos doctores, muchos de ellos cuentan con redes sociales, páginas de internet, etcétera. También existen otras páginas donde los usuarios ponen comentarios sobre los doctores con los que han ido.

Es muy importante que el doctor esté de acuerdo con tus creencias e intereses. Así podrá apoyar tus decisiones y mostrarte cuando no son las más adecuadas para ti y tu bebé, ayudándote a buscar soluciones que no vayan en contra de tus expectativas. Desde la primera cita, platícale sobre tus ideas y construyan un plan de parto en conjunto. Consúltale sobre los protocolos durante el parto: si puede estar presente el padre, si inducirá el parto, si programa cesáreas, si acompaña partos al natural (sin anestesia), si apoya el alojamiento conjunto, etcétera.

Si cuentas con un seguro médico, verifica que el médico elegido puede atender el parto en la clínica en la que quieres suceda el nacimiento. Incluso, la elección del hospital puede hacerse en conjunto: consúltale al doctor en qué clínica cree que pueda darse el parto que quieres. Si él atiende ahí, etcétera.

También debes saber si el doctor cuenta con un equipo de soporte para el parto. Es importante saber quiénes son para que, en dado caso, puedan atenderte en caso de que el médico de cabecera no pueda.

Si quieres lactar, debes pactar con tu médico si está de acuerdo con pegarte de inmediato a tu bebé en la sala de partos, si acepta la presencia de una doula o partera acompañante, qué protocolos sigue la clínica elegida en ese sentido, entre otros.

Si tu opción es el parto natural sin anestesia, debes ver que tu médico esté dispuesto a seguir con ese plan, ya que no todos lo hacen. Consúltale sobre las alternativas naturales que recomienda para manejar el dolor: masajes, relajación, aromaterapia, yoga, acupuntura, bañeras, pelotas de pilates. También sobre las opciones de anestesia y cómo funcionan.

Es recomendable acordar con el doctor un plan B. Para esto es necesario revisar otras opciones, en caso de que lo acordado no sea posible. Consúltale sobre sus experiencias pasadas: índices de cesáreas, inducciones, episiotomias y partos naturales, etcétera.

Es importante que haya confianza y credibilidad. La comodidad es vital para elegir a este profesional, no solo para ti, sino para tu pareja. Vivan este proceso en compañía, pues en la mayoría de los casos será el ginecólogo quien lidere este momento, el más importante de tu vida.


¿Qué opinas? ¿Tienes dudas?

¡Sigue la discusión en Corazón de Mamás!

Conversaciones
Artículos Recomendados