¿Cómo elegir el brasier de lactancia?

hace 4 años | por Editorial Corazón de Mamás
Categoría: Productos
Tags: Lactancia, brasier, embarazo

0

0

Elegir un brasier en la vida diaria es una tarea complicada, de hecho existen estadísticas que calculan que el 80% de las mujeres utilizan una talla incorrecta. Elegir el brasier de lactancia es aún más complicado pues muchas mujeres no saben qué es lo que deben buscar.  Corazón de Mamás preparó una guía de herramientas que te ayudarán con esta tarea.

Los tipos de brasier y para qué sirven

Los vamos a dividir, por el momento, en tres clases:

  • Brasier normal, los que usas todos los días
  • Brasier de maternidad, muy parecidos a los de uso normal, pero regularmente tienen tirantes y soportes más anchos
  • Brasier de lactancia, además de un mejor soporte, estos tienen aberturas para permitir la lactancia sin necesidad de quitarse toda la prenda. Estos son los que debes buscar.

¿Cuándo hacerlo?

Se recomienda hacerlo durante el último trimestre del embarazo, para tenerlos listos para el momento del parto. Hay algunas mujeres que los usan en los últimos días de embarazo, pues sus pechos se han hinchado.

¿Cuántos necesito?

Se recomienda tener mínimo tres: el que tienes puesto, el que se está lavando y uno de repuesto. Además de ser cómodos, intenta que sean bonitos. No solo será la época de tu vida donde mostrarás más el brasier, sino que es importante que te sientas bien con ellos.

¿Cuál es mi talla o cómo lo elijo?

Primero debes entender que los senos ganan aproximadamente 800 gramos de peso y unos 5 a 8 centímetros. Eso significa que necesitarás una o dos tallas más que las que usabas antes del embarazo.

Lo primero que debes hacer es tomar tus medidas para saber cuál es la talla correcta. Si no te sientes capaz de hacerlo sola, en muchos almacenes de lencería tienen personas especialistas que pueden ayudarte. Existe una tendencia generalizada a usar el brasier muy ajustado, esto dificulta el flujo de leche y causar obstrucciones, que pueden terminar en mastitis.

Debes tomar dos medidas, en pulgadas: la del contorno, que se toma abajo del pecho y se le suma 5. Así, si tu medida es 31 + 5 = 36. Luego se toma otra medida a la altura de los pezones, es importante tomarla con el brasier puesto. A esta medida, se le resta la del contorno. Por ejemplo: 39 - 36=3 El resultado de esta diferencia te permitirá saber la medida de tu copa, según la siguiente guía:

Resultado de la diferencia (Medida 2 – medida del contorno) - Tamaño de la copa

Menor a 1 - AA

1 - A

2 - B

3 - C

4 - D

5 - DD

Así, según el ejemplo anterior, la talla sería 36C

Otras recomendaciones

El mejor material para un brasier de lactancia es el algodón, pues la temperatura del cuerpo tiende a elevarse durante la lactancia. También se suele recomendar que sean sin aro, para evitar compresiones, sobre todo en las primeras semanas y para dormir.

Señales de un brasier incorrecto

Es importante que sea muy cómodo además de tener la talla correcta. Algunas señales de alerta son:

  • Si al levantar los brazos, la copa y el contorno suben hasta la mitad del seno. Deben quedar firmes en posición.
  • Si las copas quedan arrugadas, es porque el brasier te queda grande. Es importante que en la copa quede un ligero espacio para los protectores de lactancia, pero tampoco debe ser tan grande como para que la copa no te dé el soporte adecuado.
  • Los senos no deben quedar apretados o desbordados. No deben quedar marcas en la piel  o apretar en la espalda.
  • La tira de la espalda debe permanecer debajo de los omóplatos y permanecer en su lugar, no debe subirse.
  • Deben sujetar bien tus senos, si la forma o la talla no son las correctas, el problema non lo resolverán los tirantes.

¿Qué opinas? ¿Tienes dudas?

¡Sigue la discusión en Corazón de Mamás!

Conversaciones
Artículos Recomendados