¿Cómo evitar que tus hijos se enganchen con personas viciosas?

hace 4 años | por Editorial Corazón de Mamás
Categoría: Seguridad
Tags: Prevención, Ayuda, Educación, Adolescentes, Acompañamiento, Confianza, Autoestima

1

0

Es un tema delicado, porque cuando nuestros hijos se acercan a la adolescencia tendremos en algunas ocasiones pruebas de fuego donde los valores y ejemplos que pudimos dar durante la infancia serán lo único que nos ayude a evitar que los chicos se enganchen con gente viciosa.

Los ambientes hacen todo, en la casa si has normalizado el hábito de fumar es muy posible que tu hijo también desarrolle el mismo hábito, lo mismo sucede con las bebidas que son la entrada al mundo de las adicciones.

Pero la historia no comienza cuando nuestros hijos se meten en un lío de drogas, comienza de una manera más sutil.

Esta probabilidad comienza cuando de pequeños son fácilmente influenciables, cuando detectamos niños que incitan a nuestros hijos a hacer cosas que no deben, a hablar mal, cuando tienen mal comportamiento o bajan su rendimiento escolar.

Si tu hijo ha caído de casualidad con un compañero de esta naturaleza, y repite una mala conducta no puedes culpar a su amigo directamente. Debes comenzar a preguntar qué cosa anda mal contigo y con la relación que tienes con tu hijo.

En ese punto haz un análisis de cómo llevas la disciplina en casa y de qué manera fomentas su autoestima, los valores y la confianza. Muchas veces los niños mal portados, tienen ese comportamiento para llamar la atención.

Sabías que al fomentar la responsabilidad en nuestros hijos les ayudamos a ser más seguros de quienes son y difícilmente serán influenciados por otras personas, ya que no buscarán la aprobación de los demás, puesto que valoran mucho más las consecuencias de sus acciones.

Cuando una situación se presenta de manera natural, por ejemplo el ver a una persona como se emborracha en la calle, podemos ejemplificar la consecuencia que tiene ese vicio, en un ejercicio de observación objetiva, esto les ayudará a comprender que hay cosas que no son un juego y que tienen repercusiones en su salud mental y emocional.

Hablar de una manera natural, tiene su efecto: “Si yo consumo cosas que para mi cuerpo son malas, simplemente me puedo enfermar y me voy a sentir muy mal y no es agradable ni necesario sentir todo eso”.

Para hacer un cambio también es importante, prestarles atención de las cosas que platican en ellas podemos identificar algún indicio de problemas. Debemos tratar de conocer a sus amigos junto con sus padres.

Un factor importante que los ayuda a formarse y alejarse de esas situaciones es integrarlos a una actividad deportiva o recreativa. Primero porque muchas le dan una formación, les ayuda a percibirse como son, a saber cuáles son sus límites, y a establecer nuevas metas. Sin olvidar los beneficios brinda el deporte a su organismo y a su mente.

Puedes ver que hasta este punto, hemos dicho la forma en cómo podemos cambiar una situación que pudiera convertirse en un futuro en un dolor de cabeza, es muy importante que no hagas oídos sordos. Si ya has tenido una corazonada y has detectado los primeros signos, no te quedes observando. Es hora de acercarte y poner manos a la obra.


¿Qué opinas? ¿Tienes dudas?

¡Sigue la discusión en Corazón de Mamás!

Conversaciones
Artículos Recomendados