¿Cómo involucrar a los niños en el cuidado de sus hermanos bebés?

hace 3 años | por Editorial Corazón de Mamás
Categoría: Vida
Tags: hermanos, recién nacidos, cuidados

7

1

Si desde que llegaste del hospital sientes que has relegado un poco a tu hijo mayor por cuidar al recién nacido, no te preocupes, es un sentimiento normal cuando el número de integrantes de la familia crece. Seguramente el niño siente curiosidad y muestra disposición por ayudarte a cuidar al bebé, pero pareciera que no es tan sencillo dejarlos participar. ¿Cómo hacerlo?

El primer consejo que podemos darte es que lo tomes con calma, si el niño grande se equivoca, debes tener paciencia y explicarle amorosamente cómo hacerlo bien. Seguramente si le estás diciendo que “no” todo el tiempo, eventualmente se sentirá relegado y no querrá ayudar. Es importante hacerlos sentir importantes, “grandes” y responsables de estas nuevas tareas.

Corazón de Mamás preparó una serie de actividades que en las que el hermano mayor puede ayudarte.

La primera es el cambio de pañales. Los niños grandes podrán ayudar a preparar el terreno: alistar el cambiador, el pañal limpio, los pañitos húmedos, la crema para las rozaduras, etcétera. Verás cómo poco a poco no se les olvidará nada. Es normal que quieran jugar con lo que deben alistar, así que es buena idea supervisar la tarea, si no quieres que queden bañados en crema. Pídele también que te ayude a distraer al bebé mientras lo cambias o que te ayude a cerrar el pañal (les encanta).

Una actividad similar, puede ser la de convertirse en los asistentes oficiales de la hora del baño. Además de ayudar a alistar todos los implementos, pueden ayudar a distraer al bebé durante el baño. Muchos bebés lloran durante el proceso y un poco de entretenimiento puede venir bien. A la salida, podrán ayudar a poner crema, vestir, peinar, etcétera.

Otra forma entretenida puede ser elegir la ropa del bebé (y la suya). No importa que no combine nada con nada. Además de estimular su creatividad y sus formas de expresión, te darás cuenta que se tomarán la molestia de “hacer sentir especial” al bebé y a sí mismos. Procura que, si aún no lo hace, que intente comenzar a ponerse solo la ropa. Eventualmente será una gran ayuda no tener que vestir a dos.

Cuando los bebés ya comienzan a pasar tiempo en el piso y panza abajo, para desarrollar sus músculos del cuello y espalda, puedes pedirle al hermano mayor que te ayude a entretener al bebé. Pueden jugar un poco, cantar o desarrollar otra actividad. Incluso, puedes correr a hacer pipí en soledad, siempre y cuando el niño grande esté en edad para quedarse solo por un momento con el pequeño.

Si tienes otras ideas, cuéntanoslas en Corazón de Mamás.


¿Qué opinas? ¿Tienes dudas?

¡Sigue la discusión en Corazón de Mamás!

Conversaciones
Artículos Recomendados