¿Cómo le explico la muerte a mi hijo?

hace 4 años | por Editorial Corazón de Mamás
Categoría: Soporte
Tags: duelo, muerte, niños

0

0

Muchas veces, cuando debemos explicarles a nuestros hijos sobre la muerte, no sabemos bien qué decirles. Es un tema complejo, que muchas veces viene acompañado de tristezas, incertidumbres y de un duelo. ¿Cómo hacerlo? Seguramente dependerá mucho de la edad que tengan. También de las propias creencias y experiencias que cada uno tiene. Sin embargo, hemos pensado en algunas ideas que te pueden ayudar.

Lo primero que hay que tener en cuenta es que los niños tienen conciencia de la muerte desde antes que se les explique. Sin tener que pasar por una experiencia de pérdida en su círculo cercano, las películas, historias, cuentos, etcétera, narran historias de muerte. También han oído hablar a mamá o a papá del abuelito o del familiar que ya no está. No podemos pasar por alto que la muerte hace parte de la vida cotidiana. Seguramente las primeras preguntas o explicaciones requeridas vengan de esa conciencia que comienzan a tomar al respecto.

Si bien la mayoría de los padres evita hablar del tema para evitar preocupaciones en los niños, muy seguramente ellos comenzarán a preguntar y ahí cada familia debe tomar la decisión de cómo abordar el tema. Lo recomendable es matizar el tema para que sea entendido por el niño, sin eludirlo y dándoles herramientas para comprenderlo. Es importante mostrarse interesados y abiertos a las preguntas que los niños puedan hacer, tener en cuenta y respetar sus sentimientos, dar explicaciones honestas que sean fáciles de entender, dar respuestas en un lenguaje apropiado al nivel de madurez del niño y, por último, intentar resolver todas sus dudas.

Diversos estudios, como los de la Asociación Nacional de Psicólogos Escolares de Estados Unidos, muestran cómo los niños pasan por varias etapas de comprensión de lo que implica la muerte:

  • Los niños más pequeños ven a la muerte como algo reversible. Generalmente perciben a los adultos tristes pero no entienden realmente el porqué.
  • A partir de los 5 años empiezan a entender que es algo irreversible, pero tienen la idea de que podremos librarnos de ella. Generalmente asocian el concepto de la muerte con esqueletos o ángeles, ligado de su consumo mediático, lo cual puede causar pesadillas.
  • A partir de los 10 años entienden que es un fenómeno inevitable e irreversible.

En el libro “Explaining Death to Children” de Earl A. Grollman se explica que lo mejor que se puede hacer es explicar la muerte de la manera más sencilla posible: quien muere ya no respira, come, habla, sufre, etcétera. Es importante aclarar muy bien el concepto para que no se confunda con el sueño, lo cual puede causar otros problemas relacionadas con sus rutinas de descanso.

Si hay un duelo, es necesario que todos los miembros de la familia se tomen el tiempo de hacer su proceso de duelo, incluidos los más pequeños. El mismo autor afirma que está bien expresar abiertamente el dolor que ocasiona una muerte, pero sin mostrar debilidad. Así ellos entienden que está bien compartir este tipo de sentimientos, pero sin afectar el curso de la vida.

Para evitar el miedo, recuérdele a los niños que no todo el que se enferma, muere. Demuéstrele que las personas del círculo cercano y él mismo se encuentran sanos. Afírmele que hay muchas personas pendientes de él y su familia. Si están pasando por un duelo, ayúdeles a realizar actividades que reduzcan su ansiedad. Sobre todo es muy importante que los padres encuentren la forma de llevar su duelo y estar bien para no afectar a los más pequeños.


¿Qué opinas? ¿Tienes dudas?

¡Sigue la discusión en Corazón de Mamás!

Conversaciones
Artículos Recomendados