¿Cómo saber si mi hijo es alérgico a algún alimento?

hace 4 años | por Editorial Corazón de Mamás
Categoría: Salud física
Tags: Alimentación, Alimentos, Alergias, Alérgenos, Salud, Nutrición

2

0

Las alergias son un tipo de respuesta del sistema inmunológico contra sustancias que no son nocivas para la mayoría de las personas, conocidas como alérgeno. En el caso de los niños, su sistema desencadena una reacción o defensa, mientras trata al alérgeno como un invasor. Los síntomas pueden ir desde molestias leves hasta muy graves.

Existen diversos tipos de alergias: las de tipo respiratorio, las de la piel y las que se producen por el consumo de algún alimento. En este artículo nos centraremos en estas últimas.

Cuando el cuerpo entra en contacto con el alimento que produce la alergia, a veces se produce un anticuerpo llamado IgE (Inmunoglobulina E), que es una proteína que lo detecta. Al volverse a consumir dicho alimento, el sistema inmunológico libera la histamina, una sustancia que ataca al invasor. Estas sustancias son las que causan los síntomas, que pueden manifestarse hasta dos horas después. La mayoría de los niños tienen reacciones leves.

Es importante recordar que cuando introducimos los alimentos sólidos a un bebé, puede ser que las primeras veces que consuma determinado ingrediente no desarrolle ningún síntoma. Si tiene la alergia, puede desarrollarla con el tiempo.

¿Qué alimentos pueden causar alergia?

Aunque casi cualquier alimento puede causar alergias, estos son los alimentos más conocidos por causarlas:

  • Huevos
  • Maní o cacahuates
  • Leche de vaca y derivados lácteos
  • Frutos secos
  • Trigo
  • Soya
  • Pescados y mariscos

Es muy importante que si tu hijo tiene alergia a estos alimentos, estés muy pendiente de los que puedan estar “ocultos” en alimentos preparados. Muchas galletas, pasteles, dulces y otros tienen en sus componentes estos ingredientes o trazas de los mismos. Las etiquetas, generalmente advierten sobre esto, ya que al menos en Estados Unidos existe una ley que exige que lo digan. Si tu pequeño va a una fiesta u otra casa, es importante que platiques con el anfitrión sobre su condición.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas dependerán del grado de sensibilidad que tu niño tiene a ese alimento. En cualquiera de los casos es muy importante que, al notarlo, hables con tu pediatra para saber los pasos a seguir. Las señales de alerta suelen ser:

  • Picazón en boca y garganta al tragar el alimento
  • Urticaria
  • Sarpullidos
  • Secreción y picazón nasal
  • Dificultad para respirar
  • Hinchazón de cara, boca o garganta
  • Entrar en estado de choque

Particularmente las alergias a los alimentos pueden desencadenar, si son muy graves, una reacción muy delicada llamada Anafilaxia. Esta consiste en la defensa rápida y muy intensa del cuerpo al alérgeno. Los anticuerpos que se liberan durante la anafilaxia pueden causar dificultad para respirar, hinchazón o producir el estado de choque. Para tratar esta reacción es necesario un medicamento llamado epinefrina. La anafilaxia es una situación de emergencia que debe ser tratada por un médico, de preferencia en un hospital.

¿Cómo se pueden detectar las alergias?

Generalmente los pediatras pedirán una serie de exámenes (de sangre, de reacción cutánea, etcétera) y entrevistas, ya que los antecedentes familiares juegan un papel importante en este asunto. Por lo general, el pediatra le realizará un examen físico a su niño.

Puede ser que después de dichos exámenes el pediatra te remita con un alergólogo que podrá decirte si el niño tienen una alergia (es decir que el sistema inmunológico está reaccionando) o si hay alguna intolerancia alimentaria (es decir que no puede digerir cierto ingrediente).

¿Cómo actuar si mi hijo tiene alguna alergia?

Es muy importante que las personas que cuiden al niño estén al tanto de su alergia y sepan qué alimentos no debe comer. También que sepan qué hacer y con quién comunicarse en caso de darse una reacción.

¿Se puede proteger a los niños de las alergias?

Muchos especialistas están de acuerdo en que la lactancia materna ofrece protección contra las mismas. También se recomienda introducir los alimentos sólidos poco a poco: se le da un alimento y se esperan varios días para incorporar otro. Así podrás observar y notar si tiene alguna reacción.

Es importante recalcar que no existen vacunas o medicamentos que curen o prevengan las alergias. Solo existen medicamentos que mejoran los síntomas: bajan la fiebre, evitan la picazón, etcétera. La clave para evitar una alergia, es evitar el alimento que la produce.


¿Qué opinas? ¿Tienes dudas?

¡Sigue la discusión en Corazón de Mamás!

Conversaciones
Artículos Recomendados