¿Cómo vestir a tu bebé según el clima?

hace 3 años | por Editorial Corazón de Mamás
Categoría: Vida
Tags: clima, calor, frio, verano, invierno, capas, SIDS

3

1

Una imagen común, sobre todo en los países latinoamericanos, es la de los bebés hundidos entre capas y capas de ropa. Es tan común que un dicho dice que “Suéter es la prenda de vestir que las madres les ponen a sus hijos cuando ellas son las que sienten frío”. La verdad es que vestir a un bebé no es tarea fácil, sobre todo con climas tan inestables como los que hay en varias ciudades de nuestro continente, donde amanece frío, luego hace calor y luego llueve. La clave estará en vestirlo correctamente para que no pase por ninguno de los dos extremos, ni frío ni calor.

Es importante tener en cuenta que a los recién nacidos les cuesta regular la temperatura corporal, no será hasta pasados los tres meses que lo hagan por sí solos, ya que necesitarán ganar grasa y movilidad. Esto no significa que haya que tenerlos como si vivieran en el Polo Norte, pues sobre calentarlos también puede afectarlos. De hecho, es uno de los factores de riesgo asociados a la Muerte Súbita del Lactante (SIDS). La clave entonces será que lleven, tanto en el día como en la noche, una pieza más de ropa que la que llevas tú.

Si hace frío

Usa diversas capas y evita los mamelucos o vestidos de una pieza. Esto permite no tener que desvestir por completo al niño cuando hay necesidad de cambiar el pañal, evitando corrientes de aire frío que pueden enfermarlo. Una buena idea es ponerle como ropa interior un body o pañalero de mangas largas, así su espalda y estómago estarán cubiertos todo el tiempo.

La ropa de algodón es muy útil, pues ayuda absorber el sudor del bebé, si fuera el caso, además de ser un material hipoalergénico.

Mantén los pies de tu bebé cubiertos con calcetines.

A la hora de salir, además del abrigo (suéter), analiza si es necesario que lleven gorro y mitones. Lleva en tu pañalera una cobija que te permita cubrirlo de las corrientes de aire y frío.

Es muy importante que el bebé mantenga su movilidad con la ropa que esté usando. La cantidad de capas dependerá del clima, de la rutina de actividades que tendrán, etcétera.

Y si hace calor

El problema en lugares donde hace mucho calor, son los cambios de temperatura en lugares donde hay aire acondicionado. Aunque el bebé necesitará estar fresco, es importante llevar consigo algo extra (una prenda o una cobija liviana) para cubrirlo en caso de necesidad.

Las prendas de algodón son las indicadas, pues son naturales, hipoalergénicas y permitirán que el bebés se sienta fresco. La ropa debe ser, de preferencia, de colores claros, de materiales ligeros.

No olvides que la protección solar también se hace con la ropa. Busca gorros apropiados para su edad, que le tapen la cabeza, la nuca y den sombra a su rostro.

Si estás en un lugar sin corrientes de aire o cambios de temperatura, el bebé puede estar en pañal o body y aprovechar a tomar un poco de sol.

Uno de los signos de alerta, que pueden darte luces de que el bebé tiene calor, es que esté muy irritable. Prueba quitarle una capa de ropa para que se sienta mejor y no olvides mantenerlo hidratado, según su edad.


¿Qué opinas? ¿Tienes dudas?

¡Sigue la discusión en Corazón de Mamás!

Conversaciones
Artículos Recomendados