¿Piojos? Cómo prevenirlos y qué debes hacer si tu hijo se contagia

hace 4 años | por Editorial Corazón de Mamás
Categoría: Productos
Tags: Salud, piojos, niños, escuela

0

1

Los piojos son un insecto parasitario llamado phthirus. Generalmente invaden la cabeza de niños y niñas en edad escolar, aunque a ninguna edad se está a salvo, causando una infección que los médicos llaman pediculosis. Estos animalitos se alimentan de células de piel muerta, sangre y grasa o sebo, además que necesitan calor y humedad para vivir y es por esto que el cuero cabelludo es un lugar idóneo para que se desarrollen.

A diferencia de lo que se cree, los piojos no son sinónimo de falta de higiene. Se ha comprobado que prefieren el cabello limpio, pues es un mejor terreno para depositar sus huevos. Generalmente se transmiten por contacto directo, ya que los piojos no vuelan, o por compartir peines, gorros y otros artículos de uso diario.

Si notas que tu hijo tiene piojos, no desesperes. Son molestos e incómodos, pero no transmiten enfermedades y pueden ser eliminados siguiendo pocas instrucciones.

¿Cómo prevenirlos?

  • Los piojos prefieren el pelo largo, por lo que es más común que afecten a niñas. Se sugiere llevar el pelo corto o recogido.
  • Haciendo caso de las sugerencias que nos dan en las escuelas, generalmente se levanta una alerta cuando comienzan los casos de incidencia. Es importante que si nuestro hijo tiene piojos, no tengamos vergüenza de comunicarlo a la escuela para evitar una epidemia.
  • Evitando compartir objetos como: peines, almohadas, gorras, etcétera.
  • Existen en el mercado medicamentos, disponibles en farmacias, que son repelentes de piojos. Consulte con el pediatra y aplique según las instrucciones.

¿Cómo se detectan?

  • Generalmente causan comezón, pues los piojos pican para alimentarse de la sangre. También pueden causar costras en el cuero cabelludo, irritación y enrojecimiento. Si tu hijo padece estos síntomas, revísalo con detenimiento en especial en la línea de la nuca y detrás de las orejas.
  • Aunque suelen camuflarse tomando el color del pelo, suelen ser visibles por el ojo humano. Las liendres se parecen a la caspa, de color grisáceo.

¿Cómo eliminarlos?

  • Consulte con el pediatra qué tipo de tratamiento puede utilizar. Muchos shampoos y tratamientos son de venta libre en farmacias y supermercados. Aplique el tratamiento como se indica. La mayoría de ellos deben aplicarse y luego peinar el cabello con un peine especial muy fino, que ayuda a extraer los restos de piojos muertos y las liendres o huevos. Es importante seguir las recomendaciones y repetir el tratamiento cuantas veces sea necesario: un piojo puede poner hasta 150 huevos.
  • También debe revisarse todos los objetos del niño: peines, cepillos, gorros, colitas de pelo, listones, ropa, almohadas, cojines. Debe lavarse con agua caliente la ropa y lo lavable. Lo que no (algunos peluche por ejemplo), deben introducirse en bolsas herméticamente cerradas por dos semanas. Los piojos morirán por asfixia o por falta de comida.
  • Si los tratamientos tradicionales no funcionan, el pediatra podría recomendar un tratamiento oral.

Remedios caseros

Existen muchos métodos caseros para combatir los piojos: vinagre, aceites como el de árbol de té, hierbas como el eucalipto, entre otros. Muchos son eficientes para matar a los piojos, pero no eliminarlos.  El único remedio natural que es completamente eficaz es el uso del peine fino y la extracción manual de los huevos y piojos.


¿Qué opinas? ¿Tienes dudas?

¡Sigue la discusión en Corazón de Mamás!

Conversaciones
Artículos Recomendados