¿Por qué debo conocer culturas diferentes a la mía?

hace 4 años | por Editorial Corazón de Mamás
Categoría: Educación
Tags: Diversidad cultural, Integración, Conocimiento, Aprendizaje

0

0


La cultura nos permite  adquirir nuevos conocimientos que nos muestran otras perspectivas de la vida, de los valores que rigen a otras sociedades y obviamente amplía nuestro conocimiento.

Vivimos en un mundo globalizado, y es interesante observar personas ajenas a nuestro entorno local. Conocer la cultura de otro país, es adentrarnos a la forma como piensan y comprenden la vida. Como mamás, siempre estamos expuestas a estas diferencias, las podemos ver desde las cosas más básicas, por ejemplo en la escuela, todos tenemos una forma distinta de hacer las cosas para nuestros hijos, y podemos encontrar cosas en común.

Esto es muy bueno para ti y tal vez en el futuro para tus hijos. A veces las oportunidades para conocer otras culturas se presentan de una manera sutil si estamos receptivas, podemos aprender y observar que estamos relacionados  desde diversos ámbitos; económico, tecnológico, político, cultural y social. Pues consumimos, bienes, servicios y compartimos conocimientos.

La mejor manera de conocer una cultura distinta  a la tuya es viajando, y ahora que si no te es posible trasladarse hasta Japón, siempre tendremos herramientas a la mano que nos permiten conocer un poco más de la nación de nuestro interés.

La curiosidad ayuda, digamos que tal vez a uno de tus hijos le surge el interés por cierto tipo de música de alguna nación, y su curiosidad sea tal que decida estudiar el idioma y hasta probar su gastronomía, en ese punto estará preparado para aprovechar y porqué no, interactuar y desarrollarse en esa sociedad. Si por ejemplo, se diera la oportunidad de ser parte de un intercambio escolar.

Estos pequeños encuentros, amplían la perspectiva para la familia y sutilmente su conocimiento.

Algunos beneficios de conocer una cultura diferente son:

  • Nos hace más tolerantes, empáticos y solidarios
  • Nos ayuda a entender el mundo
  • Amplía nuestro conocimiento, la perspectiva y visión de la vida
  • Nos ayuda a generar habilidades y conocimiento
  • Nos hace más positivos

Si has leído hasta este momento, te podrás dar cuenta que podemos descubrir que aprender de otras culturas es un ejercicio muy rico, cuando tenemos la capacidad de investigar un poco más allá de lo que vemos, más allá de lo superficial. Esto enriquece nuestras vidas en muchos niveles, conectamos con lo emocional, el lenguaje, los usos y costumbres. Y nos ayuda a entender nuestro contexto y a tener una referencia de nuestros propios valores.

También nos permite romper con ideas preconcebidas, que muchas veces son erróneas y alejadas de la realidad. Así que, de casualidad tu hijo  demuestra curiosidad por conocer la cultura de otro país, lánzate e investiga. Seguramente  encontrarás muchas cosas que te llamen la atención, exploren juntos.


¿Qué opinas? ¿Tienes dudas?

¡Sigue la discusión en Corazón de Mamás!

Conversaciones
Artículos Recomendados