¿Por qué necesito ácido fólico en el embarazo?

hace 4 años | por Editorial Corazón de Mamás
Categoría: Comida
Tags: Ácido Fólico, Folatos, Salud, Malformaciones, Feto, Concepción, Embarazo, México

1

0

El famoso ácido fólico o folato no es otra cosa que la versión sintética de la vitamina B9. Es súper importante en la vida diaria, sin embargo durante el embarazo juega un papel fundamental para un desarrollo correcto del embrión o feto, ya que es esencial para la producción de tejidos y para la formación de los órganos. La razón por la que todos te dicen que es necesario que tomes pastillas complementarias con este componente es totalmente válida. El ácido fólico previene las malformaciones de nacimiento en el tubo neural, la parte del embrión de la que se desarrollan la columna y el cerebro, que se forma aproximadamente en el día 28 después de la concepción, como:

  • Espina bífida: La médula espinal y la espina dorsal no se cierran correctamente.
  • Anencefalia: ausencia de masa gris o malformaciones muy severas en el cerebro.

Además, el ácido fólico también previene otras malformaciones como el labio leporino y el paladar hendido o malformaciones cardiacas.

Es importante que si estás buscando quedar embarazada, comiences a tomar suplementos de ácido fólico al menos un mes antes de concebir. El asunto es que muchas de las malformaciones del tubo neural suceden muy temprano en el embarazo, cuando muchas mujeres ni siquiera se han dado cuenta que están embarazadas. Durante el embarazo, sobre todo en el primer trimestre, es de vital importancia que continúes consumiendo tu dosis diaria de estos suplementos, aunque tu médico puede pedirte que lo sigas haciendo durante las 40 semanas. Diversos estudios muestran que las mujeres que han seguido estas recomendaciones tienen menos riesgo de tener bebés prematuros, con bajo peso o con cualquier tipo de malformación.

Si bien en la vida diaria el ácido fólico es necesario dentro de cualquier dieta saludable, la dosis recomendada por el Instituto Mexicano de Seguridad Social (IMSS), durante los tres meses previos a la concepción y el embarazo es de 400 microgramos (mcg) de ácido fólico diarios. Consulta con tu médico cómo puedes tomarlos, ya que muchas mujeres consumen vitaminas prenatales que ya los contienen. Es importante que no te automediques, pues todo exceso también es contraproducente. En varios países de América Latina, el ácido fólico se entrega de manera gratuita en diversas instituciones de salud y seguridad social, además de conseguirse con facilidad en farmacias.

Además de los suplementos, puedes asegurarte incluir en tu dieta alimentos que contienen naturalmente o que están fortalecidos con ácido fólico, tales como:

  • Lentejas
  • Frijoles
  • Frutos secos
  • Hojas verdes (espinacas, lechugas, acelgas, arúgula, etcétera)
  • Naranjas
  • Pastas y pan (revisar que sean enriquecidos)
  • Hígado
  • Aguacate

Es importante que no dejes de tomar el suplemento, aunque tengas una dieta alta en ácido fólico. Esto es porque esta vitamina es difícil de absorber, por lo cual hay que garantizar que llegue la cantidad necesaria a nuestro organismo.

Otros beneficios de tener una dieta que incluya la suficiente cantidad de ácido fólico son:

  • Mejora la circulación
  • Reduce la posibilidad de padecer cáncer de colon
  • En hombres, mejora la cantidad de espermatozoides

¿Qué opinas? ¿Tienes dudas?

¡Sigue la discusión en Corazón de Mamás!

Conversaciones
Artículos Recomendados