¿Por qué vivir con tu suegra no es tan buena idea?

hace 3 años | por Editorial Corazón de Mamás
Categoría: Vida
Tags: Pareja, Vida, Convivencia, Conflictos, Soluciones

2

1

Conoces a un chico lindo, el entendimiento intelectual y compatibilidad emocional son increíbles, tras un tiempo de estar juntos deciden comenzar un proyecto de vida, una familia. Pero por alguna circunstancia, has pensado o  han terminado viviendo con tu suegra.

No es que queramos ponernos de aguafiestas o en un plan muy religioso, pero hasta la Biblia lo dice: … “dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su esposa, y serán una sola carne”. Génesis 2:24.

Y sí, dentro de una nueva familia todo un sistema se establece, los ritmos, las preferencias de alimentación, los tiempos de sueño, las responsabilidades, división del trabajo, distribución de los ingresos. Son muchas las cosas que se construyen con el día a día, sin olvidar que tu relación deberá seguir su progreso con todos sus bemoles.

Y no es que no queramos a mamita suegra, pero una mamá nunca dejará de ser la mamá y por lo tanto siempre tendrá una actitud de protección y de autoridad. Así que si crees que te puedes escapar de sus observaciones o de sus opiniones, eso será casi imposible. No dudamos que tal vez haya honrosas excepciones, pero un roce con la familia de cualquiera de los dos serán inevitables.

Tal vez quieras ahorrarte un poco de dinero para comprar una casa, o te resulte más cómodo vivir con la familia de alguno de los dos. Toma en cuenta que realmente en el matrimonio hay roles que la pareja debe de cumplir, y que muchas veces la cercanía de la familia estropea la maduración y desarrollo que la pareja debería tener.

Tomar la responsabilidad desde un inicio de vivir una vida juntos, implica arriesgarse a conocer sus límites, no importa si la casa en cuestión es pequeña, será su casa, sus reglas y normas. No se trata de menospreciar a mamita suegra, sino de darle su lugar y que tu matrimonio se desarrolle libremente, con el respeto y amor que necesitan.


¿Qué opinas? ¿Tienes dudas?

¡Sigue la discusión en Corazón de Mamás!

Conversaciones
Artículos Recomendados