¿Qué es el calostro y por qué todos hablan de eso?

hace 4 años | por Editorial Corazón de Mamás
Categoría: Comida
Tags:  Lactancia, calostro, posparto

0

0

El calostro no es otra cosa que la leche que se produce antes de que tus pechos comiencen a producir la leche materna como tal. Algunas mujeres comienzan a segregarlo desde los últimos días del embarazo, pero seguramente notarás cómo tus glándulas mamarias comienzan a trabajar unos días después del parto, generalmente después de 48 a 72 horas. El pegar al pecho materno a los recién nacidos, durante su primera hora de vida, estimula su producción.

Aunque muchas mamás dudan si la cantidad de calostro es suficiente, está demostrado que el estómago del bebé es de un tamaño muy pequeño y la cantidad es perfecta en cada caso.

Este preciado líquido tiene dentro de su composición vitaminas, proteínas, grasas y anticuerpos. Generalmente es de un color amarillento, de ahí que le llamen “oro líquido”, y de consistencia más grasosa o pesada que la leche materna, aunque puede cambiar en cada caso.

Aunque en algunas culturas existe un rechazo a alimentar a los recién nacidos con el calostro, UNICEF y otras organizaciones lo recomiendan ampliamente, ya que es un alimento que se adapta a las necesidades de cada bebé y porque funciona básicamente como la primera vacuna, ya que está lleno de anticuerpos, y células inmunológicas. Además, ayuda a estimular que los órganos intestinales comiencen a trabajar y a que el intestino madure, lo que evita alergias y otros padecimientos.  Su efecto laxante ayuda a que el bebé haga sus primeras deposiciones, llamadas meconio. También ayuda a evitar la ictericia. Al ser un alimento rico en vitamina A, ayuda a reducir infecciones y es beneficioso para los ojos. Otra de sus propiedades es que se digiere fácilmente y estabiliza el azúcar en la sangre del bebé.

Todas estas razones lo hacen un alimento súper poderoso para todo tipo de bebé, sin embargo, tiene amplio uso con bebés prematuros, es por esto que si la madre no puede alimentarlo, generalmente se comienza a almacenar la leche para dárselas en cuanto sea posible.

Cuéntanos tu corazonada y tu experiencia con estos primeros días de lactancia en Corazón de Mamás.


¿Qué opinas? ¿Tienes dudas?

¡Sigue la discusión en Corazón de Mamás!

Conversaciones
Artículos Recomendados