¿Qué es la sepsis y por qué es tan peligrosa?

hace 4 años | por Editorial Corazón de Mamás
Categoría: Salud física
Tags: Sepsis, sistema inmunológico

0

1

La sepsis o septisemia es una condición que se da cuando el sistema inmunológico responde de manera exagerada o sobrecargada ante infecciones. Si no se identifica y trata a tiempo, puede causar una falla general de los principales órganos y, por ende, la muerte. Es considerada como un gran problema de salud global, ya que anualmente mata a ocho millones de personas.

El problema inicial, que causa la infección, puede ser muy sencillo: un pequeño corte o una infección urinaria. Esta, después, se propaga a través del torrente sanguíneo. La condición inicia entonces cuando el sistema inmunológico exagera y causa reacciones fulminantes. Esto sucede porque se altera la circulación sanguínea y se causan daños en los órganos.

De un tiempo para acá se ha hablado bastante del tema, sobre todo gracias a casos muy mediáticos en Estados Unidos y el Reino Unido. Es muy conocido el de un bebé, llamado William Mead, quien falleció en 2014. Tras medio año de su muerte el forense analizó el cuerpo y descubrió que el pequeño no había muerto de causas naturales, sino de septicemia. Sus padres han dado a conocer el caso, para hacer conciencia sobre esta condición.

La sepsis puede darle a cualquier persona. El mayor riesgo lo tienen los bebés, los adultos mayores y las personas con heridas o problemas médicos tales como la diabetes, el sida o el cáncer.

Los síntomas frecuentes de la sepsis son fiebre, escalofríos, respiración y frecuencia cardiaca rápidas, sarpullido, confusión, y desorientación. Muchos de estos síntomas también son comunes en otras enfermedades, lo que hace muy difícil de diagnosticar la sepsis, sobre todo en sus primeras etapas. Para establecer si se tiene sepsis, generalmente se ordena un examen de sangre para hacer un conteo de glóbulos blancos, establecer la presencia de organismos o bacterias infecciosas y otros exámenes que pueden ayudar a ver si hay infección en algún área determinada.

Las señales de alerta varían caso por caso, pero se ha establecido que las seis más comunes son: Dificultades para hablar o confusión, escalofríos o dolor muscular, ausencia de orina, dificultades severas para respirar, que el paciente se sienta "como que va a morir", manchas en la piel o decoloración. Con los niños es más difícil pues estos síntomas pueden presentarse de manera diferente. Si se intuye que se está padeciendo sepsis, debe contactarse con un médico de manera urgente.

Para el tratamiento de esta enfermedad generalmente se necesita estar internado en un área de cuidados intensivos, donde se administran antibióticos y líquidos. En casos graves es necesario tomar otras medidas como tubos para respirar, diálisis, entre otros.

Muchas personas que padecen sepsis sobreviven y regresan eventualmente a su vida normal, pero hay quienes sufren daño permanente en sus órganos e incluso mueren.


¿Qué opinas? ¿Tienes dudas?

¡Sigue la discusión en Corazón de Mamás!

Conversaciones
Artículos Recomendados