¿Qué es un plan de parto y cómo se hace?

hace 4 años | por Editorial Corazón de Mamás
Categoría: General
Tags: Parto, Cesárea, hospital, ginecólogo, doula, nacimiento, España

0

0

En la actualidad, con las nuevas tecnologías y los avances en la medicina, es normal que las parejas tengan mucha más información sobre el parto que la que se manejaba antes. Para reducir la expectativa y para que la experiencia sea lo más parecida a tus deseos, se recomienda escribir un plan de parto o nacimiento. Este es un documento que se desarrolla durante el embarazo donde se establece, por escrito, las preferencias de la pareja –especialmente de la madre— para el momento del parto: preferencias, deseos, necesidades. Además de ser una manera de cumplir los deseos y llenar las expectativas, escribirlo permite resolver dudas.

En algunos países, como España, el plan de parto hace parte de la Ley de Autonomía del Paciente. Si bien no obligatorio hacerlo, sí es obligatorio respetarlo. En América Latina, es común compartir el documento con el ginecólogo, quien incluso puede ayudarte a resolver dudas antes de escribirlo.

Es importante recordar que no es un plan definitivo. En un parto hay muchos factores impredecibles y puede ser que no pueda, por razones médicas, cumplirse. En estos casos, es normal que la madre sienta frustración.

¿Cuándo elaborarlo?

Puedes comenzar en cualquier momento del embarazo, pero se recomienda hacerlo entre las semanas 28 y 32 de gestación. Así tendrás más certezas y más información sobre el proceso. Si cambias de idea, háblalo con el médico o partera en el momento, la clave es la comunicación.

Antes de empezar a escribir es importante informarse. Tomar un curso prenatal o psicoprofiláctico es una excelente idea. Además es de vital importancia que hables con tu doctor acerca de tus ideas y veas si él está de acuerdo. Muchas mujeres deciden buscar otras opciones si hay muchas discrepancias. También infórmate en el hospital qué facilidades tienen y si se asemejan a lo que deseas.

Luego, debes hablar con tu pareja o con quien te acompañará durante el parto. Es importante incluirlos dentro del plan.

¿Qué debe incluir el plan?

Te recomendaremos algunos apartados que podrían estar en tu plan de parto. No deben estar todos, o probablemente querrás incluir otros.

  • Acompañante. Es importante que pienses quién te acompañará en el trabajo de parto. Lo más común es que sea la pareja, pero a veces los nervios o el carácter no ayudan. Discútanlo en familia y decidan quién es la persona idónea.
  • Tipo de parto: Natural, con medicamentos, sin medicamentos, en agua, cesárea, etcétera. También puede ser que quieras dar a luz en casa.
  • Con respecto al tratamiento para el dolor: Si quieres o no medicación o anestesia epidural, o tal vez la quieres solo en la recta final. Si es cesárea no tiene muchas opciones, pero para los partos naturales, es bueno dejarlo por escrito.
  • Posiciones para el parto y el nacimiento. No necesariamente el trabajo de parto o el nacimiento deben llevarse a cabo en la cama. Consulta sobre las posiciones que te gustaría utilizar y si en el hospital donde estarás hay piscina (para aliviar el dolor o incluso para dar a luz), cuartos donde puedas estar moviéndote, etcétera.
  • Asistencia en el parto. Es bueno que escribas acerca de tus preferencias, para los partos vaginales, en cuanto al uso de fórceps u otras ayudas para dar a luz. Es importante que expreses si quieres una episiotomía y que consultes sobre otras prácticas comunes: rasurado, enemas, etcétera.
  • Cordón umbilical. Puedes incluir si quieres cortarlo de inmediato o que se haga hasta que deje de latir. También incluye si quieres que tu pareja lo corte y si donarás células del mismo.
  • Alimentación del bebé: Sé muy clara acerca de si quieres tener lactancia exclusiva o si pueden ofrecerle fórmula y biberón.
  • Tras el parto: Si quieres que te peguen a tu hijo por un rato o que se lo lleven directo al cunero. Si quieres tener alojamiento conjunto o no.
  • Necesidades especiales. Si tienes algún tipo de situación especial o discapacidad. También si tu religión tiene como tradición algún ritual después del nacimiento.

¿Ya estás haciendo tu plan? Cuéntanos en Corazón de Mamás.


¿Qué opinas? ¿Tienes dudas?

¡Sigue la discusión en Corazón de Mamás!

Conversaciones
Artículos Recomendados