¿Qué hacer si a mi hijo lo muerde un perro?

hace 3 años | por Editorial Corazón de Mamás
Categoría: Seguridad
Tags: Perros, mordidas, rabia, salud, vacuna

0

0

No solo son las mascotas más comunes, sino que los perros generan una curiosidad natural en los niños. Por inexperiencia y curiosidad, lo que para el niño puede ser un simple juego, puede convertirse en un accidente, ya que estos animales se sienten molestados o intimidados, lo que genera una reacción agresiva: una mordedura.

Generalmente estas lesiones suceden generalmente en brazos y piernas, aunque en otros casos más graves incluso han sucedido en rostro y otras partes del cuerpo. El daño depende de la extensión y profundidad de las heridas. Además debe tenerse cuidado con la rabia.

Muchos de estos accidentes suceden cuando los niños juegan en la calle, es por esto que siempre deben ir acompañados de un adulto responsable. Además, debe  enseñárseles e insistirles en los siguientes puntos:

  • No acercarse a perros desconocidos sin autorización
  • No correr o gritar delante de un perro
  • No molestar a los perros cuando duermen, están enfermos o cuando cuidan de sus crías
  • Si un perro se acerca, debe adoptarse la postura de árbol (pies juntos, brazos pegados al cuerpo o al pecho, en la mayor quietud posible), y permitir que olfatee.
  • Si el perro nos tira al piso, es importante adoptar posición fetal y cubrir cara y cabeza.

Si te sucediera, Corazón de Mamás te dice qué hacer, no importa que el perro sea doméstico:

  • Lavar inmediatamente la herida con bastante agua y jabón
  • Verificar que el animal agresor tenga un control de salud y vacunas.
  • El perro debe estar en observación constante por 10 días para verificar que no tenga rabia, así que deberá atenderse en el médico veterinario de conveniencia.
  • Acudir a la emergencia para evaluar la magnitud de la herida y poner los medicamentos y vacunas necesarias. En algunos casos con medicamento es suficiente, pero en casos más graves es necesario sutura o radiografías y tratamientos más complicados. Es importante llevar con nosotros la libreta de vacunación del niño.
  • Tanto el agresor como la víctima deben estar en observación.

En caso de haber riesgo de rabia, se aplican una serie de vacunas que tienen generalmente 4 dosis que se aplican durante los 15 días posteriores a la mordedura o con un tratamiento de dosis única, conocido como inmunoglobulina para la rabia humana (HRIG, por sus siglas en inglés). La rabia no tiene cura, por eso es necesario un seguimiento médico.


¿Qué opinas? ¿Tienes dudas?

¡Sigue la discusión en Corazón de Mamás!

Conversaciones
Artículos Recomendados