Acoso laboral, lo que debes saber para superarlo.

hace 3 años | por Editorial Corazón de Mamás
Categoría: Vida
Tags: Acoso Laboral, Qué Hacer, Denuncia, México, Argentina, Perú, Chile

0

3


Hoy el tema está en boca de todos por los famosos escándalos dentro en la escena hollywoodense. Desde que se destapó el caso del productor de cine estadounidense Harvey Weinstein, han venido rodando las cabezas de actores que hasta hoy habían gozado de sólidas carreras. Tal es el caso de Kevin Spacey, Dustin Hoffman, Steven Seagal o James Franco. Y ni el genio y padre de súper héroes como Iron Man, Stan Lee, se ha salvado de ser blanco de acusaciones.

Al menos en este tiempo hemos podido leer, relatos y testimonios como el de Salma Hayek o Uma Thurman, sin olvidar el impacto en el momento y a largo plazo sobre su vida. Y si bien es cierto en este periodo el boom de la prensa sensacionalista ha impactado y tomado relevancia. Estos casos de acoso hablan de personas reconocidas a nivel mundial que lo han padecido. Sin embargo, no olvidemos que también le ocurren a gente común y se da en todos los estratos sociales.

En México según datos del Colegio Jurista y del Instituto Nacional de las Mujeres afirman que, el 1.4 millones de mujeres sufren hostigamiento sexual, discriminación por género y acoso. Sin embargo, solo el 40% decide denunciarlo por miedo o desconocimiento sobre cómo se debe actuar ante estas situaciones. Por lo que el 90% de las afectadas prefieren buscar otro empleo.

Según los expertos, el hostigamiento sexual en el trabajo comienza con la desigualdad en cuestiones salariales. Un rasgo del mobbing en el caso específico de México, es que al menos al 15 % de las mujeres han declarado que alguna vez les pidieron como requisito para comenzar a laborar una prueba de embarazo y aunque pareciera muy simple, es una puerta para comenzar a vulnerar la privacidad y libertad de las mujeres.

En caso del acoso psicológico laboral de una o un grupo de personas que ejercen sobre una persona, tienen el fin de eliminarlo, orillarlo a renunciar. Es un problema que puede generar daños irreversibles a la salud física y moral de las víctimas, incluso, la muerte. Un rasgo  común dentro del acoso por niveles jerárquicos, es la petición de favores a cambio de mejorar la situación laboral del empleado.

El acoso sexual laboral es tan importante que ha generado movimientos como #MeToo (Yo también), que surgió en 1996 cuando intentó crear conciencia y voz de las mujeres y jóvenes que han sido víctimas de abuso, agresión o explotación, mismo que cobró fuerza después de que  la actriz Alyssa Milano invitara en Twitter a todas las mujeres a denunciar casos de abuso y acosos machistas.

¿Pero qué hay detrás del acoso  y por qué Corazón de Mamás lo aborda? Los acosos dejan huellas psicológicas que deben ser sanadas, debemos encontrar la fortaleza para denunciarlo, para que no ocurra a otras personas. Y si no lo quieres hacer, entonces la valentía y el coraje para dejarlo atrás sin olvidar que eres un ser valioso que tiene la capacidad de desarrollarse y seguir adelante.

No queremos conformarnos en hacer una triste apología y recuento de los casos. Lo hemos abordado porque debemos hacer un poco de conciencia. ¿Por qué se da en todas las latitudes? La mayoría de los casos fueron perpetrados por hombres que tienen responsabilidad, podemos ver que en el fondo se trata de una crisis de valores.

Tal vez tú, o esta que lo escribe no hemos podido escapar al acoso laboral. Tal vez ya hayas perdido un trabajo, o decidiste abandonarlo. ¿Hemos perdido? Quizás no. Podemos tener una nueva oportunidad, podemos denunciarlo y también sacar de nuestra experiencia el valor para dar y cultivar valores en nuestros hijos. Esta página en la mayoría de los artículos estamos enfocados a brindar un consejo útil, pero realmente sería bueno preguntarnos sobre qué se mueve nuestra escala de valores.

¿Qué tipo de hombres estamos formando? Realmente somos coherentes con nuestra maternidad. No debe extrañarnos que estos casos de acoso se multipliquen como plaga, si todo lo normalizamos, si decimos es normal que nuestros hijos, vea programas violentos, es normal que juegue a las pistolas, es normal que vea a sus seres cercanos alcoholizarse, u observe el maltrato en casa, que escuche esa canción donde explícitamente se habla de sexo, y que la cante porque está de moda.

Si aceptamos estas cosas como cotidianas entonces estamos aceptando a un mundo decaído, estamos participando y agravando la problemática. ¿Seremos capaces de soportar nuestra responsabilidad si el día de mañana nuestro hijo agrediera a una mujer? Y del lado de la víctima, ¿realmente es cómodo pasar por una situación de abuso? Sin duda, como madres tenemos una tarea importante para este tema, si es que tienes empatía con las historias de las víctimas o si tú misma lo has sido.

Este problema es grave, es por eso que podemos encontrar protocolos de instancias gubernamentales que nos pueden ayudar a palear esta situación. A continuación te compartimos algunos que funcionan en varios países de Latino América.

En México puedes contar con el Protocolo para la Prevención, Atención y Sanción del Hostigamiento Sexual y Acoso Sexual del Instituto Nacional de las Mujeres. 

En Perú puedes descargar el Protocolo de La Prevención y Sanción del Hostigamiento Sexual, elaborado por el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables.

En Argentina, acude a la Oficina de Asesoramiento sobre la Violencia Laboral (OAVL), del Ministerio del Trabajo.

En Chile consulta la página de la Dirección del Trabajo del Gobierno de Chile, que cuenta con Fono Consulta Laboral 650 450 4000, para llamadas en redes fijas y puedes recibir orientación para proceder en caso de acoso laboral.

Si realmente queremos desterrar este problema, seamos parte de la solución. Es cierto que podemos alzar la voz y poner un alto con la denuncia. Sin duda, esa voz será más fuerte cuando seamos capaces de criar hombres con amor, valores, responsables, con conciencia de género, ubicados para responder cabalmente por sus acciones, respetuosos, con dominio propio. Sería fantástico cambiar ese #MeToo (Yo también) de denuncia, por un “Yo también educo con amor y principios a mis hijos, para que el mundo sea realmente mejor”


Con información:

http://www.ilo.org/global/about-the-ilo/newsroom/news/WCMS_008502/lang--es/index.htm

http://expansion.mx/mi-carrera/2014/05/21/como-afrontar-acoso-sexual-en-la-oficina

http://www.animalpolitico.com/2014/02/como-denunciar-el-mobbing-o-acoso-laboral/

http://expansion.mx/carrera/2017/05/12/que-puedes-hacer-si-sufres-acoso-laboral

http://www.conapred.org.mx/index.php?contenido=noticias&id=377&id_opcion=&op=447

https://www.eleconomista.com.mx/arteseideas/MeToo-la-voz-de-las-mujeres-resuena-alto-20180205-0058.html

https://www.eleconomista.com.mx/arteseideas/MeToo-la-voz-de-las-mujeres-resuena-alto-20180205-0058.html http://www.eluniversal.com.mx/mundo/lo-que-debes-saber-del-movimiento-me-too-sobre-acoso-sexual


¿Qué opinas? ¿Tienes dudas?

¡Sigue la discusión en Corazón de Mamás!

Conversaciones
Artículos Recomendados