Ballet, cuando la danza enriquece sus vidas. Entrevista: Profesor Víctor Hugo Lezama.

hace 4 años | por Editorial Corazón de Mamás
Tags: Danza, Creación, Expresión, Disciplina, Emociones, Intelecto, Creatividad

0

0

En un salón de danza, un pequeño cuadro dice “Quien no danza desconoce el camino de la vida”. En esta entrevista queremos acercarte a la visión de vida de un profesor de danza, quien goza de un reconocimiento como maestro de ballet. Se caracteriza no sólo por enseñar la técnica clásica de danza, sino de enseñar la manera cómo funcionan los músculos que intervienen en el movimiento, Para que los futuros bailarines, comprendan de una manera más clara la técnica y puedan realmente acondicionar el cuerpo para la expresión artística.

Ex bailarín, coreógrafo y el hoy maestro de danza, Víctor Hugo Lezama ha sido docente en el Taller Coreográfico de la UNAM, el Centro Cultural Ollin Yoliztli, el Centro de las Artes en Morelos, Teatro de la Universidad de Puebla y el Ballet Real de Panamá, por nombrar algunas instituciones.

En Corazón de Mamás queremos acercarte más allá de la idea de etéreas bailarinas en puntas, que parecieran flotar en el aire. Si hemos considerando inscribir a nuestro hijo o hija a alguna clase.

Con 47 años de experiencia dentro del mundo de la danza, su mayor inclinación en este arte fue, buscar una forma para expresar a través del lenguaje de la danza, las emociones y tratar de canalizar las vivencias, para no existir “un tanto sofocado” por las diferentes condiciones que la vida a veces nos da.

Corazón de Mamás: ¿Cuál es la edad ideal para iniciar el estudio de la danza?

Víctor Hugo Lezama: La formación de la cualquier disciplina no depende de la edad, muchas veces depende de la capacidad y aptitud que tiene una persona ante la vida. Otras veces de las condiciones que se presentan en ella. Generalmente el niño si es obligado a estudiar un arte, no espere conseguir nada. Hay un tiempo en que la maduración en los niños y adultos le exige buscar una situación en la que sus sentimientos se vean representados. También tiene que ver no sólo con la edad cronológica, sino también la edad mental del individuo.

CM: ¿Por qué debemos acercarlos a estudiar danza?  

VHL: Es un proceso de cultura, los niños y adultos que pretenden tomar alguna clase es por un reflejo de sus necesidades. Se inspiran ya sea por los padres, la escuela, o porque ven algo en la calle, pasan por el zócalo y escuchan un músico tocar. Tiene que ver con el despertar de la vida, que es un proceso  individual y no debe ser forzado. La forma más adecuada de acercarlos a la cultura es enseñarles que siempre hay algo más provechoso, que hay cosas diferentes que sólo estar viendo la televisión.

CM: ¿Qué beneficios aporta la danza a los niños?

VHL: Aporta todo, la primera es SER un ser humano mejor en todos los sentidos. Se aprende a comprender a los demás, a saber que no todo es para ti pero también eres tú. Tienes una relación muy profunda contigo mismo, una relación con la naturaleza, tu cuerpo y sentimientos, tu espacio y tiempo. Procedes a construirlo mejor, a que sea de una forma sensible, fuerte, grande, capaz de resolver las aventuras que te provee. En la danza podemos tener un lenguaje de silencios y al mismo tiempo de gritos y palabras creativas, de estados emocionales. Aprendes a tomar los reflejos del mundo, reflejas la vida la naturaleza, el correr, amar, entender a un perro, podemos construir un cielo o ser un ave.

A través de la técnica podemos entender cómo es que tu cuerpo se adapta a una serie de circunstancias, se trabaja para después como bailarín ofrecer una interpretación del mundo desde tu propia perspectiva. Todos los beneficios que tiene un ser humano al hacer un arte que implica hacer ejercicio y crear es sobre todo; el de ser feliz.

CM: ¿Cuántos días a la semana puede tomar danza sin agotarse?

VHL: De uno a dos o tres veces por semana es un requisito, obviamente si le gusta. Un niño obviamente por su desarrollo y crecimiento cognitivo va a decir si le gusta o quiere más. Al principio sin forzarlo, con dos clases es suficiente, si agotarlo.

CM: ¿Qué recomienda a las mamás que tienen algún niño o niña  muestran inclinación a esta disciplina?

VHL: Si los niños desean tomar una clase de danza, intenten cumplir su sueño. Antes de los seis años es recomendable buscar alguna buena escuela que puedan comenzar a explorar este mundo de la danza. Si posteriormente demuestra un serio interés por enfocarse a estudiar seriamente la disciplina hay escuelas que son formativas desde la primaria y secundaria. Lo más importante es comprobar si realmente los niños tienen esa inclinación por la danza y no sea solamente el deseo frustrado de los padres que quieran realizarlo a través de sus hijos.

CM: Para concluir, que intenta hacer usted cada vez que imparte una clase de danza, que espera que sus alumnos aprendan.

VHL: Enseñarles la libertad a través de la creación y de la expresión, que a través de su cuerpo experimente lo que es volar con sus propias alas.

Como verás el mundo de la danza en un mundo lleno no sólo de arte, sino de la oportunidad de explorar, desarrollar y descubrir la expresión, corporal, creativa, emocional y porque no intelectual.

Agradecemos al profesor su tiempo para compartirnos su perspectiva acerca de la danza y esperamos que tú corazón de mamá se haya podido sensibilizar un poco más sobre lo que podemos esperar de esta arte, cando nuestros pequeños muestran un interés por ella. Si tus pequeños la realizan, nos encantaría escuchar y saber tu experiencia.


¿Qué opinas? ¿Tienes dudas?

¡Sigue la discusión en Corazón de Mamás!

Conversaciones
Artículos Recomendados