Bullying, detecta si tu hijo es acosador.

hace 4 años | por Editorial Corazón de Mamás
Categoría: Vida
Tags: Vida, Niños, Salud Mental, Acosador, Bullying

0

0

Hablar sobre el bullyng no es un tema cómodo, pero es necesario conocerlo para atacar de raíz.

Cuando el niño es acosador

Primera parte

El bullying es un tema delicado de nuestros días y por desgracia es una realidad dolorosa que deja secuelas graves y se repite en muchos lugares. Sin embargo, tenemos la oportunidad de cambiar esta situación desde nuestros hogares.

Corazón de Mamás te da un panorama general sobre las características de los niños acosadores y los niños acosados, además las pautas que debes tomar a partir de que detectamos que estamos viviendo de cerca este problema en casa.

Sobre el niño acosador

Según la especialista Gabriela Soulé* autora del libro El despertar del silencio, una novela sobre el bullying , un niño bully (acosador), es un niño que tiene la autoestima baja, a pesar de parecer ser el más fuerte, le gusta llamar la atención, tiene problemas emocionales, porque a menudo son ignorados por la familia.  

Como padres a veces es muy difícil reconocer la conducta negativa de nuestros hijos, sin embargo es muy importante atender si de la escuela nos hacen llamados de atención sobre el comportamiento de nuestros hijos. Si no hemos podido tener un control y por distintas razones no hemos podido estar con él, es el momento de observar si éstas características coinciden con el comportamiento de nuestro hijo, y recurrir de inmediato con los especialistas en mediación escolar y psicólogos que pueden ayudarnos a atender este problema.

Otros rasgos  de los niños abusadores son:

-Son niños que no saben perder y son sádicos con los animales

-Suelen ser impulsivos y reactivos

-Mienten frecuentemente

-Son burlones, no tienen límites

-Tienen objetos que no les pertenece

-Tienen poca tolerancia a la frustración

–Son vengativos, suelen tomar ventaja cada vez que pueden

-No les gusta estar en casa, son obstinados y no sienten culpa

-Difícilmente sienten empatía.

Cuando nuestro hijo cuenta con estas características tenemos que darle seguimiento, debemos confrontar al niño no con agresividad, es más honesto reconocer que necesitamos ayuda, es  por ello que debemos recurrir a un especialista.

La doctora Soulé reconoce que un estudio realizado por el Instituto Politécnico Nacional afirma que la raíz del bullying tiene su origen en la familia y no en la escuela, por la falta de límites que tiene el niño y por lo tanto es responsabilidad de los padres evitarlo.

No te pierdas la segunda parte de este tema, y conoce desde el punto de vista de la víctima.


¿Qué opinas? ¿Tienes dudas?

¡Sigue la discusión en Corazón de Mamás!

Conversaciones
Artículos Recomendados