Condiciones para elaborar huertos en casa.

hace 3 años | por Editorial Corazón de Mamás
Categoría: Vida
Tags: Economía Sustentable, Huertos en Casa, Cultivar, Requerimientos, Condiciones

0

1

Si eres de las mujeres que les gusta estar en contacto con la naturaleza este artículo es para ti. En Corazón de Mamás te diremos que es lo que necesitas para comenzar a hacer tu huerto en casa.

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO, por sus siglas en inglés), los huertos domésticos "se están convirtiendo en una fuente cada vez más importante de alimentos e ingresos para las familias pobres de las zonas urbanas y periurbanas".

Aparte de ser una actividad en la que puede participar toda la familia, también te ayudará a comer más sano y ahorrar dinero. Pero, ¿qué alimentos son fáciles de cultivar? Puedes comenzar con lo más sencillo; yerbabuena, epazote, cilantro, perejil.

Si quieres producir plantas de consumo mayor y más frecuente puedes optar por: jitomates, ajos, cebolla. Hortalizas como; ejote, brócoli  pimiento morrón, chiles, zanahorias, papas, chícharos, apio, fresa espinacas y lechugas pueden ser una buena opción.

¿Qué necesitas?

El tamaño de tu huerto dependerá del número de integrantes de tu familia, y de las necesidades familiares.  Puede establecerse en pequeños espacios de tierra, ya sea que asignes un pedazo de tu jardín o proveas contenedores con una profundidad  de al menos 17 a 20 centímetros.

Asegúrate de que el lugar donde vayas a cultivar reciba suficiente sol,  así tendrán mejores posibilidades de crecer.

Para que crezca la semilla y de buenos frutos es necesario que la tierra sea rica en nutrientes, se aconseja combinar varios tipos de abonos o sustratos, debido a que cada uno tiene características particulares con aplicaciones específicas. Una de las características es que debe ser esponjosa para que permita la entrada de oxígeno y sea capaz de mantener una buena humedad.

Para comenzar a cultivar, puedes hacer la siembra directa, o en hacer germinar las semillas y trasplantarlas a la tierra fértil. Si deseas consultar más información a este respecto, en México visita la página de la Secretaría de Agricultura, Ganadería y Pesca.

Considera que el agua es un factor importante. El fracaso de la siembra se debe a la falta de riego. Cuando las semillas son pequeñas y el tipo de riego es de gotas grandes, el agua pega en la tierra eso causa que al secarse se forme una costra densa que impide que las nuevas plantas puedan brotar.

Por lo que al comenzar a regar, después de la siembra, hay que humedecer con regadera de gota fina para luego hacerlo dos o tres veces por semana y tal vez hacerlo un poco más si el suelo es arenoso. Es importante regar las plantas siempre que lo necesiten, y no de acuerdo a nuestra conveniencia, esto ayudará a las raíces a crecer adecuadamente y a absorber los nutrientes de la tierra.

Además de agua, las plantas también necesitan fertilizantes. Se les conocen como abonos NPK, mismos que contienen fósforo, potasio y nitrógeno. Tienes  que estar alerta sobre alguna eventual plaga que pueda llegar,  si has optado por un tramo del jardín, la forma más segura de evitar que la caiga plaga, es quemar esa parte (si es posible hacerlo) y así  evitar que alguna acabe con tu proyecto verde.

Si deseas recibir un curso profesional y vives en la Ciudad de México te recomendamos visitar la página; Cosechando Natural.

Aquí también encontrarás información sobre cómo hacer huertos hidropónicos, estos no necesitan tierra para crecer.


¿Qué opinas? ¿Tienes dudas?

¡Sigue la discusión en Corazón de Mamás!

Conversaciones
Artículos Recomendados