Consejos para dormir mejor durante el embarazo

hace 3 años | por Editorial Corazón de Mamás
Categoría: Salud física
Tags: dormir, sueño, embarazo, tercer trimestre

2

0

Pareciera que algunos síntomas del embarazo se encargan de hacernos pasar noches de perros. Sobre todo en el tercer trimestre, es muy común que las mujeres embarazadas sientan náuseas, acidez y reflujo, ganas de orinar constantes, ronquidos, entre otros. A eso hay que sumarle que acomodarse en la cama puede ser una tarea titánica y que el bebé pareciera moverse más de noche. ¿Qué hacer? Corazón de Mamás pensó en algunas cosas sencillas que pueden mejorar tus horas de sueño.

Adiós al cigarro y al alcohol. Además de que no son nada saludables o recomendables para el bebé, pueden alterar tus horas de sueño y no son favorables para el reflujo.

Baja el consumo de café. De ser posibles evítalas después del mediodía. También ten en cuenta las bebidas con contenido de cafeína o teína: refrescos, té, chocolate.

Preferencia el consumo de líquidos a horas tempranas. Así evitarás estar yendo al baño durante la madrugada. Eso sí, no descuides el consumo de líquidos que es vital durante el embarazo.

Trata de cenar ligero. Las comidas pesadas, grasosas o condimentadas suelen causar náuseas, agruras, indigestión y reflujo. También puedes intentar comer más temprano, esperar un par de horas y luego ir a dormir. Esto ayudará a una buena digestión.

Intenta tomar siestas y pequeños descansos durante el día. Eso ayudará a que llegues menos cansada a la hora de dormir y ayudará a que se establezca mejor el sueño. Sin embargo, no te excedas.

El ejercicio es maravilloso, pero trata de no hacerlo muy cerca de la hora de dormir. Esto nos activa y puede hacer más difícil conciliar el sueño.

Ten una rutina antes de dormir, intenta que integre un momento de relajación que permita que las preocupaciones queden fuera, al menos durante las horas de sueño.

Trata de crear un espacio en la habitación que sea relajante y sin distracciones. Privilegia los materiales naturales, suaves y de colores neutros. El teléfono y el televisor no es recomendable tenerlos cerca.

Duerme sobre tu lado izquierdo. Esto se recomienda especialmente para que el flujo sanguíneo mejore, llevando sangre en buena cantidad al feto, al corazón y a los riñones.

Ayúdate con cojines y almohadas. Especialmente las que posteriormente servirán para la lactancia, ayudan a encontrar una buena posición para dormir.

¿Tienes algunas otras ideas que te hayan ayudado? Estamos ansiosos de leerlas en nuestra comunidad: Corazón de Mamás.


¿Qué opinas? ¿Tienes dudas?

¡Sigue la discusión en Corazón de Mamás!

Conversaciones
Artículos Recomendados