Contingencia ambiental y los niños: Cuidados y lo que hay que saber

hace 4 años | por Editorial Corazón de Mamás
Categoría: Salud física
Tags: Ambiente, contingencia, niños, aire libre, México

0

0

En México, cada tanto, suele escucharse que se declaró contingencia ambiental y que debemos tomar algunas precauciones. Sin embargo, no es un fenómeno exclusivo, en muchas ciudades de América Latina los niveles de contaminación van al alza. Algunas veces lo sentimos más, simplemente porque nuestros coches no circulan. Pero ¿qué significa estar en contingencia y por qué debemos cuidar a nuestros niños? Corazón de Mamás te preparó un pequeño manual para que sepas cómo actuar.

Una contingencia es una situación de riesgo. Generalmente en la Ciudad de México, donde son comunes, se trata de una serie de medidas cuando hay un episodio de contaminación severa, durante el cual, las concentraciones de ozono o de partículas suspendidas en el aire alcanzan niveles que ponen en riesgo la salud de la población en general, especialmente en grupos sensibles o vulnerables: niños, adultos mayores, personas con enfermedades respiratorias o cardiovasculares.

Existen tres fases de contingencia, las cuales se establecen según los puntos IMECA (la unidad de medida para la contaminación del aire).

  • Precontingencia Ambiental: Cuando la calidad del aire es muy mala y hay más de 160 puntos IMECA. Generalmente se deben suspender las actividades al aire libre. También se prohibe la quema de materiales al aire libre y se restringen los servicios urbanos de pavimentación y bacheo.
  • Fase 1: Es cuando los registros superan los 190 puntos. En esta fase, además de limitar las actividades de la precontingencia, también se reduce la actividades industrial.
  • Fase 2: La calidad del aire es verdaderamente mala y supera los 240 puntos IMECA. En esta se suspenden todas las actividades en oficinas públicas, escuelas, instalaciones culturales y recreativas como museos, parques, eventos deportivos , entre otros. Seguramente, deberás buscar qué hacer con los pequeños dentro de la casa.

¿Cómo nos puede afectar la contingencia? Lo más común es que nuestro sistema respiratorio se vea afectado, pues se reduce la función pulmonar y se irritan nuestras vías respiratorias. También el exceso de monóxido de carbono hace que el transporte de oxígeno a las células se reduzca, lo que puede causar náuseas, dolores de cabeza. En casos muy extremos, incluso puede causar la muerte. También en el aire puede haber partículas suspendidas de plomo o benceno, que traen alteraciones importantes a la salud, sobre todo en exceso y en poblaciones muy vulnerables como los recién nacidos o las madres en periodo gestacional.

Aunque las contingencias nos afectan a todos, los grupos más vulnerables son las personas con enfermedades respiratorias, como el asma, los niños y los adultos mayores. Se debe tener cuidados importantes para evitar complicaciones derivadas de esta situación:

  • No realizar actividades al aire libre que demanden demasiado esfuerzo físico. No es buena idea realizar ejercicios, correr o llevar a los niños al parque.
  • Si es necesario hacerlo, la hora ideal es antes de las 13:00 horas o después de las 19:00 horas, que es cuando los niveles de ozono son más bajos.
  • Evitar sacar el coche y realizar viajes o salidas innecesarias.
  • Utilizar cubrebocas, sobre todo en las fases 1 y 2 de la contingencia. Cambiarlo con frecuencia.
  • Si hay malestares respiratorios persistentes, no esperes, consulta con un médico.

¿Qué opinas? ¿Tienes dudas?

¡Sigue la discusión en Corazón de Mamás!

Conversaciones
Artículos Recomendados