Convertirse en mamá un giro de 360 grados, una panorama general.

hace 4 años | por Editorial Corazón de Mamás
Categoría: Vida
Tags: Vida, Mujer, Embarazo

0

0


Si eres mamá primeriza, sabrás que desde que tienes conocimiento del embarazo pueden surgir infinidad de pensamientos y sentimientos de todo tipo, sea planificado o no el traer al mundo una vida cambiará tu visión sobre todo lo que te rodea.

Empecemos por lo básico, desde ahora tu cuerpo estará experimentando constantes cambios que te harán estar atenta a las nuevas sensaciones y te obligarán a pensar en tu bienestar y en el de tu bebé. Es posible que en el primer trimestre te encuentres más cansada y porque no decirlo un poco descontrolada por todo lo que sucede en tu organismo, no todas las mujeres padecen los mismos síntomas, sin embargo es un tiempo donde puedes hacerte más sensible al estar en un la vertiginosa fluidez que trae el vaivén de las hormonas.

Eso puede repercutir en la forma en cómo te relacionas, si tu estilo de vida fue muy sociable y eras asidua a las fiestas es importante evites el consumo de alcohol y cigarro, definitivamente ir a un ritmo más relajado es lo apropiado, permitirte tener un paso que dure y no un trote que canse te ayudará a cumplir con todas las exigencias del embarazo y de tu vida social. De la mano de estos cambios tu ginecólogo se convertirá en la guía que te ayude a despejar cualquier duda y monitoreará cada etapa en la que te encuentres, por ese lado debes tener confianza y sentirte segura.

Tal vez decidas tomar algún curso de psicoprofilaxis prenatal y sin duda es buena oportunidad para conversar con otras futuras mamás que como tú están pasando por lo mismo.

Hay embarazos que no son miel sobre hojuelas, si este es tu caso y te ha tocado experimentar riesgos, es importante tomes en cuenta todas las recomendaciones de tu médico y seas positiva en todo momento, tu actitud influirá mucho para tener buen ánimo y lograr que todo llegue a un buen término.

No debes olvidar que a partir de ahora tus ingresos también deberán ser pasados a una revisión para hacer los ajustes necesarios que te permitan distribuir los gastos durante tu embarazo y los posteriores al nacimiento de tu hijo.

Es cierto que la espera de un bebé es un momento crucial pero, también deberás prepararte para cuando llegue al mundo, el primer mes requiere de la mejor organización de tu nueva familia, porque es un nuevo proceso de adaptación en el que conocerás a tu hijo y será tu prioridad, es un momento donde la vida en pareja pasa a segundo plano y toma mayor relevancia temas como la lactancia.

También surgen nuevas necesidades como el acondicionar el espacio para el bebé. Es un tiempo en que la vida se reconfigura y tendrás que comenzar a adaptar y combinar tu nuevo estatus con los grupos sociales con los que te relacionas.

En este tiempo las ayudas no están de más, porque también es necesario buscar los espacios para que te puedas relajar ya sea sola o con tu pareja. Una buena siesta, una escapada al spa o al cine a veces son momentos que te ayudarán a refrescar los momentos con tu pequeño.

Esperamos que este panorama general te ayuden un poco a darte una idea de lo que viene a partir de ahora, para comenzar a disfrutar tu momento.


¿Qué opinas? ¿Tienes dudas?

¡Sigue la discusión en Corazón de Mamás!

Conversaciones
Artículos Recomendados