Diabetes gestacional: Qué es y cómo controlarla

hace 4 años | por Editorial Corazón de Mamás
Categoría: Salud física
Tags: Diabetes, embarazo, azúcar

1

0

La diabetes gestacional es una forma de diabetes que, como su nombre lo dice,  aparece en el embarazo. Es decir que los niveles de azúcar en la sangre se elevan. Lo que sucede cuando comemos es que el sistema digestivo transforma los alimentos en glucosa, la cual necesita de la insulina para transformarse en energía. Cuando alguien es diabético, su cuerpo no produce la insulina suficiente y entonces la glucosa se queda en la sangre. Durante el embarazo, es posible que las células no respondan correctamente a la insulina, debido a cambios hormonales. En la mayoría de las mujeres el páncreas responde adecuadamente y produce más insulina, pero en otras esto no sucede y es cuando se da la diabetes gestacional.

Generalmente, la diabetes desaparece después del parto, pero una vez aparece, se tiene mayor riesgo de producirla en otros embarazos o de padecer diabetes más adelante en su vida. Las mujeres latinas deben tener especial cuidado, pues por cuestiones genéticas están más expuestas a padecerla, por lo cual deben hacerse pruebas de glucosa anualmente para saber cómo se encuentra su nivel de azúcar en la sangre.

Un problema severo de la diabetes gestacional es que generalmente no presenta síntomas. El médico tratante suele ordenar una prueba de sangre en la primera cita prenatal. Si esta prueba sale positiva, te enviarán a hacer otros estudios más específicos, llamados pruebas de tolerancia a la glucosa, para diagnosticarla. Si es negativa, te ordenarán otro examen a mitad del embarazo.

La Academia Estadounidense de Diabetes explica cuáles son los factores de riesgo para desarrollar diabetes gestacional.

  • Ser obesa, es decir que el índice de masa corporal es mayor a 30.
  • Si has tenido diabetes gestacional en embarazos previos.
  • Si se encuentra azúcar en los exámenes rápidos de orina que se hacen en los controles prenatales.
  • Si hay antecedentes diabéticos en la familia.
  • Si eres latina.

Otros doctores también toman como factor de riesgo haber tenido previamente un bebé muy grande (más de 4 kilos de peso), si tuviste un bebé que nació sin vida, si tuviste un bebé con un defecto de nacimiento, si tienes tendencia a tener alta la presión o tienes más de 35 años.

Padecer diabetes gestacional no implica tener bebés enfermos. Para que esto sea así, debe tenerse un control importante de la alimentación y la actividad física. En algunos casos, un endocrinólogo debe ayudarnos con medicamentos. Si la diabetes no se controla, el exceso de azúcar en la sangre llegará a tu bebé, lo cual forzará a su páncreas a trabajar más. Esto hace que el bebé pueda engordar mucho dentro del útero (macrosomía), lo que puede complicar un parto natural y obligar a practicar una cesárea u obligar a los doctores a realizar una episiotomía.

Otras consecuencias de no cuidar muy bien la diabetes gestacional, son que se aumenta la posibilidad de tener bebés sin vida, bebés con problemas respiratorios, bebés con ictericia o de desarrollar preeclampsia. Los bebés de madres diabéticas, suelen ser obesos durante su vida. También tiene un gran riesgo de padecer hipoglucemia (nivel bajo de azúcar en la sangre), pues su páncreas sigue produciendo mucha insulina, lo que hace que se consuma toda la glucosa del bebé. Para ver esto, los médicos deberán comprobar los niveles de azúcar en la sangre del bebé para tomar medidas.

¿Cómo controlarla? Si tienes detectada diabetes gestacional, debes llevar un control médico y personal muy detallado, con un registro de tus niveles de azúcar en la sangre. También deberás seguir una dieta muy balanceada, que debe estar adecuada a tu altura, peso y nivel de actividad física. Será muy importante que tengas una rutina de ejercicio aprobada por tu médico.


¿Qué opinas? ¿Tienes dudas?

¡Sigue la discusión en Corazón de Mamás!

Conversaciones
Artículos Recomendados