El Síndrome de Shock Tóxico y sus síntomas

hace 3 años | por Editorial Corazón de Mamás
Categoría: Salud física
Tags: tampón, síndrome de shock tóxico, TSS

0

0

El Síndrome de Shock Tóxico (TSS) es una complicación severa y poco común, resultado de la infección causada por el estafilococo aureus o el estreptococo pyogenes. Esta complicación sucede cuando la bacteria produce una toxina y el cuerpo no logra deshacerse de ella. Si llega a sus peores condiciones, puede causar incluso la muerte, pérdida de extremidades o falla en algunos órganos.

Si bien este síndrome puede contraerse por heridas mal tratadas o durante complicaciones productor de una cirugía, esta enfermedad está asociada comúnmente al uso de tampones. El Centro para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC por sus siglas en inglés) ha notificado que los tampones de alta absorbencia, así como algunos que contienen materiales como espuma de poliéster están ligados a un alto riesgo de padecer TSS. Desde los años 80, cuando comenzó a investigarse este tema, se han puesto en marcha mejores medidas para fabricar tampones, además de una campaña educacional para un mejor uso de los mismos. En la actualidad, se estima que solo una de cada 100 mil mujeres padece este síndrome.

Una de las principales voceras de las campañas para concientizar sobre este síndrome es la modelo Lauren Wasser quien perdió parte de su pierna derecha, tras padecer TSS en 2012. En 2017, afirmó que le sería amputada su pierna izquierda, como consecuencia secundaria del síndrome. Wasser se ha convertido en una activista de la causa, exigiendo a las autoridades una serie de leyes que mejoren la investigación y la regulación sobre los tampones y otros productos femeninos asociados al TSS. Además, en 2015, denunció a una conocida marca de productos femeninos, por su padecimiento.

¿Cuáles son los síntomas?

  • Fiebres muy altas
  • Baja presión sanguínea, que se puede evidenciar con desmayos
  • Salpullido similar al que puede dejar una quemadura de sol. Aparece en todo el cuerpo, incluyendo las palmas de las manos y los pies. También puede aparecer enrojecimiento en diversas partes del cuerpo (cara, ojos, etcétera)
  • Confusión
  • Dolor muscular
  • Vómitos y diarrea
  • Dolor intenso de cabeza

Los síntomas no suelen ser sutiles, pero sí pueden ser confundidos con algún otro tipo de enfermedad. Si bien el síndrome es tratable, tiene una mejor evolución si se detecta rápidamente.

Si bien es una condición que no es común, deben tomarse ciertas precauciones, sobre todo por parte de las mujeres para prevenirlo. La más importante es: si usas tampones, no debes dejarlos mucho tiempo adentro. El cambio debe suceder cada 4 a 8 horas, como máximo.


¿Qué opinas? ¿Tienes dudas?

¡Sigue la discusión en Corazón de Mamás!

Conversaciones
Artículos Recomendados