El embarazo altera el cerebro durante dos años

hace 3 años | por Editorial Corazón de Mamás
Categoría: Salud mental
Tags: cerebro, embarazo, posparto

2

0

Según un nuevo estudio, el embarazo reduce la materia gris en áreas específicas del cerebro de la mujer, lo que la ayuda a crear un vínculo con el bebé y prepararse para las demandas de la maternidad. Escaneos de 25 madres primerizas muestran estos cambios estructurales, y además han revelado que las alteraciones duran por lo menos dos años después de dar a luz. Investigadores europeos afirman que estos cambios son similares a los que se viven durante la adolescencia, sin embargo no encontraron evidencia de un deterioro en la memoria, también llamado “amnesia del embarazo”.

El embarazo está caracterizado por picos de hormonas sexuales que tienen cambios fisiológicos drásticos, afirman los investigadores. Durante este periodo, las mujeres experimentan una cantidad de estrógeno mayor que durante el resto de sus vidas. Sin embargo, las investigaciones sobre los efectos del embarazo en el cerebro aún son escasas.

El estudio en cuestión fue realizado por investigadores de la Universidad Autónoma de Barcelona y de la Universidad de Leiden, y fue publicado por la Revista Nature. Para esto hicieron escaneos de los cerebros de las mujeres antes de quedar embarazadas, en cuanto dieron a luz y dos años después. Estos resultados fueron comparados con los de 19 padres primerizos, con 17 hombres sin hijos y 20 mujeres que nunca han dado a luz. Así, concluyeron que habían encontrado reducciones sustanciales en el volumen de la materia gris de las madres primerizas.

Los cambios en la materia gris ocurren en las áreas responsables de las interacciones sociales, las que también se usan para atribuir pensamientos o sentimientos hacia otras personas. Los investigadores piensan que esto le da una ventaja a las mujeres de varias maneras: les ayudan a reconocer las necesidades en sus hijos, estar al pendiente de potenciales amenazas y estar más conectadas con su bebé.

Este último tema se comprueba en una de las partes del estudio, en el que a las mujeres les fueron mostradas fotos de sus bebés y de otros bebés, mientras les era monitoreada su actividad cerebral. Así, los investigadores vieron que al ver fotos de los bebés propios, había mayor actividad en las áreas donde la materia gris se ha visto reducida durante el embarazo. Al mostrar fotos de otros bebés, el resultado no era el mismo. Estos cambios, se concluye, preparan el cerebro de la mujer para crear un vínculo con sus hijos.

El estudio también encontró que todas las mujeres se ven afectadas, sin importar si la concepción fue natural o por métodos como el In Vitro. Además, también se afirma que los padres primerizos no tienen alteraciones en su materia gris, ni antes ni después de que sus parejas dan a luz.


¿Qué opinas? ¿Tienes dudas?

¡Sigue la discusión en Corazón de Mamás!

Conversaciones
Artículos Recomendados