El plato del bien comer

hace 4 años | por Editorial Corazón de Mamás
Categoría: Comida
Tags: alimentación, nutrición, México

3

3

El Plato del Bien Comer se creó como un método de orientación para las familias mexicanas, para que puedan tener una alimentación balanceada y así poder prevenir enfermedades como la diabetes o la obesidad. La idea es mostrar de una manera gráfica los diferentes grupos de alimentos y la manera en la que se deben combinar.

Este gráfico distribuye los alimentos en tres grandes grupos: frutas y verduras, cereales y leguminosas y alimentos de origen animal. Según cada grupo, las recomendaciones generales son las siguientes:

Frutas y verduras:

  • Deben consumirse diariamente, se recomiendan cinco porciones diarias, más o menos 400 gramos.
  • Las verduras y frutas energía, fibra, minerales, vitamina A, vitamina C, algunas vitaminas del complejo B y otros nutrientes. El consumo bajo de los alimentos de este grupo está relacionado con un mayor riesgo de desarrollar enfermedades como cáncer, diabetes y obesidad.

Leguminosas y alimentos de origen animal

  • En este grupo se incluyen las leguminosas (lentejas, frijoles, garbanzos), la leche y sus derivados, además de las carnes y huevos.
  • Los lácteos y la leche aportan calcio, proteínas y agua. Las carnes y el huevo, aportan proteínas, sales minerales, fósforo y potasio, y son una fuente importante de vitaminas del grupo B. Las leguminosas aportan proteínas, carbohidratos, fibra y vitaminas.
  • Se recomienda privilegiar el consumo de carnes de poca grasa (pollo, pavo) y evitar las vísceras.
  • La combinación de cereales integrales y leguminosas, tortilla con frijol, por ejemplo, tienen un valor nutricional similar al de la carne.

Cereales

  • Incluye al maíz, la avena, el arroz y el trigo, entre otros. Son la fuente más importante de calorías.
  • Además aportan fibra, calcio, hierro, entre otros.
  • El consumo de algunos de estos, como la avena, ayuda a reducir el colesterol y el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

Dentro de las indicaciones generales se recomienda incluir en cada tiempo de comida (desayuno, comida y cena) un alimento de cada uno de los grupos en el menú. También se recomienda tener gran variedad de alimentos y de colores, esto no solo te sacará del aburrimiento, sino que garantizará que tú y tu familia obtengan los nutrientes necesarios para tener una alimentación balanceada.

Es importante que tengas orientación de un nutriólogo, pues la cantidad de energía que se necesita, es decir de calorías necesarias en un día varía según la edad, el peso, la estatura y la actividad física, entre otros factores.

El consumo de grasas, azúcar y sal debe ser moderado. En el caso de los aceites, se prefieren los de origen vegetal (soya, canola, maíz, etcétera) sobre los de origen animal: manteca, mantequilla o margarina.

El consumo de agua natural debe ser de aproximadamente 8 vasos o dos litros al día.


¿Qué opinas? ¿Tienes dudas?

¡Sigue la discusión en Corazón de Mamás!

Conversaciones
Artículos Recomendados