Elige el mejor parto para ti

hace 4 años | por Editorial Corazón de Mamás
Categoría: Salud física
Tags: Parto, cesárea, doula, dolor, parto en agua

0

0

El nacimiento de un bebé es una de las experiencias más increíbles por las que puede atravesar una mujer. Es un proceso lleno de emociones y retos, tanto físicos como emocionales. En la actualidad hay diversas opciones para el nacimiento, todas ellas dependerán de cómo ha transcurrido tu embarazo, tus deseos, el tamaño del bebé y, por supuesto, el consejo de tu médico tratante. Y es una de las cosas que deberás decidir con antelación.

Hemos hecho una lista de las opciones disponibles para que tú y tu pareja puedan decidir cómo quieren que llegue el bebé y establecer su plan de parto. Sin embargo, aunque tengas tu decisión establecida, siempre el plan puede cambiar y no debe traer tristezas o frustraciones.

Parto natural

El parto natural es la forma natural de dar a luz a un bebé, fue la única forma posible durante mucho tiempo. Incluye el trabajo de parto, cuando tu cuerpo se prepara para recibir al bebé, tu cuello uterino se dilata y sientes las contracciones y dolores de parto. Después entrarás en el nacimiento, que es cuando debes pujar para expulsar al bebé. Tras la salida del bebé, deberá salir la placenta.

Generalmente el parto natural no necesita ninguna intervención médica. Sin embargo, hay mujeres que requieren anestesia o a las cuales se les practica un pequeño corte en la zona vagina, llamado Episiotomía.

Cesárea

Es un procedimiento quirúrgico o cirugía. Hasta hace unos años se practicaba en casos de emergencia, pero de un tiempo para acá se ha puesto de moda que las mujeres decidan tener así a sus bebés. La razón, se supone que es menos doloroso y que es más práctico. Sin embargo, las cesáreas programadas también tienen sus desventajas.

Las cesáreas requieren una recuperación más complicada que la de un parto, pues es como la de cualquier otra cirugía. Además, hay riesgo de infecciones, sangrados internos y necesita cuidados especiales en la herida.

Parto en el agua

Este se da dentro de una piscina especialmente diseñada para este fin. El agua ayuda a que la madre se relaje y ayuda a reducir riesgos de desgarros, tampoco se hacen episiotomías. Este parto se hace sin ningún tipo de anestesia, pues la madre debe tener control total de sus extremidades.  Se dice que es menos traumático para el bebé, aunque conlleva algunos riesgos como infecciones o que el bebé inhale agua.

Parto en casa

Es un parto normal, que se realiza en la intimidad de tu hogar. Generalmente es atendido por una comadrona, partera o doula. Ellas suelen utilizar métodos totalmente naturales para minimizar el dolor. No en todos los casos se recomienda este método, pues a la hora de una complicación no hay siempre un equipo médico atento.

Algunos hospitales ofrecen todos estos servicios, incluso que el parto sea atendido por una partera en vez de por un médico. Consulta las opciones y busca la que garantice tener a un bebé y a una mamá sanos.


¿Qué opinas? ¿Tienes dudas?

¡Sigue la discusión en Corazón de Mamás!

Conversaciones
Artículos Recomendados