Endometriosis, la enfermedad silenciosa

hace 3 años | por Editorial Corazón de Mamás
Categoría: Salud física
Tags: endometriosis, infertilidad, dolor, México

0

0

La endometriosis es una enfermedad en la que el endometrio (el tejido que reviste el interior del útero y que se desprende durante la menstruación) crece fuera de la matriz, en los ovarios, recto, vejiga, intestinos o en la zona pélvica. Generalmente se manifiesta con dolor o infertilidad y se diagnostica en edades adultas de la mujer, entre los 25 y 35 años de edad, por eso se conoce como “la enfermedad silenciosa”.

Esta enfermedad es más común de lo que se piensa. Estadísticas internacionales afirman que la padecen entre el 12 y 15% de las mujeres, eso quiere decir que solo en México existen 7 millones de pacientes.

Hasta el momento se han determinado algunos factores de riesgo para padecer endometriosis: si tu madre o hermanas mayores la padecen, si tu periodo empezó demasiado temprano, si nunca has tenido hijos, si tus ciclos menstruales son menores a 27 días, si tu periodo es muy largo y abundante (7 días o más), entre otros. También se afirma que si se ha estado embarazada, se tiene poca grasa corporal, si la menstruación comenzó en la adolescencia tardía o si se hace ejercicio por más de cuatro horas a la semana, es menos probable que se padezca.

El diagnóstico de la endometriosis suele darse en dos escenarios comunes: cuando la mujer padece dolores extremos durante su periodo menstrual y cuando las parejas acuden al médico para atender escenarios de infertilidad.

Síntomas

Los síntomas más comunes de esta enfermedad son: dolores extremos durante la menstruación, que suelen empeorar con el tiempo; dolor durante el sexo; dolores en el intestino, la parte baja de la espalda o del abdomen; dolor al orinar o al hacer popó; periodos muy abundantes; sangrados entre menstruaciones o infertilidad.

Para diagnosticar, se suele hacer una laparoscopía donde el doctor debe revisar, a través de un pequeños corte y con una herramienta especial, los órganos reproductores y el área circundante. También puede ordenarse un ultrasonido o una resonancia magnética.

Tratamiento

Si bien es una enfermedad que no tiene cura, sí existen tratamientos para calmar los principales síntomas. El doctor revisará el expediente y los deseos a futuro de la mujer, como tener hijos, para indicar el tipo de tratamiento a seguir: desde analgésicos hasta la cirugía.


¿Qué opinas? ¿Tienes dudas?

¡Sigue la discusión en Corazón de Mamás!

Conversaciones
Artículos Recomendados