Enséñalos a elegir lo que quieren de lunch y a poner su lonchera.

hace 4 años | por Editorial Corazón de Mamás
Categoría: Educación
Tags:  Educación Alimenticia, Consenso, Salud, Hábitos alimenticios, Lunchera escolar, Independencia, Autogestión

0

0

Primero hay que pensar que a veces nuestros gustos, no son los gustos de nuestros hijos y puede ser que tengamos que buscar nuevas alternativas para cada mañana, así que tómalo con calma. Aquí se trata de aprovechar los alimentos y que no pasen un periodo largo en ayuno, puesto que son muchas actividades que debe realizar en la escuela.

Enseñarlos a elegir su lonchera puede ser algo que sin duda beneficia a todos, lo único que debes tomar en cuenta es que no debes bajar la guardia sobre el seleccionar alimentos nutritivos.

Cereales

Los cereales constituyen la fuente más importante de calorías. Si de cereales se trata los granos básicos son; maíz, arroz, trigo, salvado, amaranto. Así que no es tan mala idea incluir alguna botana de maíz de vez en cuando, también puedes proponer tostadas de arroz inflado, galletas de trigo, salvado o barritas de amaranto. ¿Qué le aporta este tipo de cereales a su organismo? Calcio, hierro, niacina, fibra, ácido fólico, proteínas y vitamina C.

Frutas y verduras

Puedes ayudarlo a elegir qué es lo que quiere comer ese día, dale al menos  tres opciones de sus frutas y verduras preferidas. Deben consumirse a diario pues son fuente de energía, fibra, minerales, vitamina A, vitamina C, algunas vitaminas del complejo B y otros nutrimentos. No te limites a la variedad de presentaciones, tal vez decidas hacer manzanas cocidas o un dulce de calabaza. O sean de los pocos que les gusten las frutas deshidratas. Las jícamas y zanahorias son del gusto de muchos si se sazonan con chile y limón.

Leguminosas y alimentos de origen animal

Las leguminosas son fuente importante de proteínas, carbohidratos, fibra y vitaminas. Puedes buscar y darle a probar chicharitos, habas, o garbanzos como botanita, son una buena opción para complementar la lonchera.

La leche junto con sus derivados es una fuente de proteínas, carbohidratos, fibra y vitaminas. Tienes muchas opciones para ofrecer, desde yogures, petite suisse, queso untable, queso blanco, entre otros.

Otra opción pueden ser los huevos duros, o si lo prefieres optar por las variedades de jamón de pavo o cerdo que son muy socorridos en los sándwiches.

El chiste es que podamos tener un poco de variedad y que ellos sean capaces de elegir lo que quieren llevar, recuerda que siempre estará mucho mejor si pueden elegir al menos un alimento de cada grupo. Tal vez puedas pegar en el refrigerador, una lista divertida de los alimentos que integran cada grupo y así él pueda elegir más fácilmente.

Por un lado aliviarás el pesar de no saber que ponerle y le estarás dando la oportunidad de aprender a elegir lo que come de una manera sana y divertida.


¿Qué opinas? ¿Tienes dudas?

¡Sigue la discusión en Corazón de Mamás!

Conversaciones
Artículos Recomendados