Experimentos científicos para realizar en la casa.

hace 3 años | por Editorial Corazón de Mamás
Categoría: Educación
Tags: Experimentos, Casa, Educación, Aprendizaje

0

0

Lo cierto es que todos los niños son científicos, pues tienen un espíritu nato por la exploración. Si tu hijo es fanático de los dinosaurios, o a tu hija le interesan las flores, es una buen a oportunidad para explorar con ellos su lado científico.

Una nota de precaución, todos los experimentos aquí propuestos necesitan la supervisión de un adulto responsable y deben ser conducidos en un ambiente seguro y lejos de otros objetos inflamables.

Velas frutales y semillas

Objetivos:

Las nueces tienen propiedades oleaginosas, con este experimento podremos ver cómo el aceite que hay en la nuez puede generar fuego. Podemos mencionar también que el plátano es un agente que nos ayuda a controlar el pequeño fuego. Una vez terminado el experimento podemos comerlo y platicar acerca de lo que aporta a nuestro organismo, como; Vitaminas, ácido fólico, potasio, entre otros.

Recuerden que podemos hacer velas de diferentes frutas tales como; Naranja, limones, o, manzana. Solo tienen que seguir el mismo procedimiento.

Materiales

  • Un plátano, o banano como lo suelan llamar en tu país.
  • Una nuez, o, naranja, o, limón
  • Un cuchillo
  • Un encendedor o fósforo.
  • Un plato plano pequeño.

Puedes supervisar el experimento y participar haciendo las cosas delicadas, como manipulación de objetos como cuchillos o fósforos, el cuidado y precaución importan.

Procedimiento:

Selecciona un plátano maduro que no esté muy curveado, córtalo por la mitad  y pélalo. Vamos a colocar el plátano de manera vertical, es decir, parado como si fuera una vela. Con el cuchillo saca punta a una nuez y lo colocamos como mechero en el plátano.

Enciende la punta de la nuez, haciendo uso del encendedor, y listo…  ¡Ya tenemos nuestra vela! Luego de realizar el experimento, invita a tus hijos a comer el plátano y explícales los aportes de esta fruta a su salud. Recuerda que puedes sustituir la nuez con otra de las frutas.

Moco de gorila (Slime)

Materiales:

  • 2 recipientes de plástico.
  • 150 ml de agua.
  • Tres cucharadas de detergente líquido.
  • Cola sintética o de carpintero.
  • Colorantes alimenticios.
  • Cucharita para remover.

Objetivo:

El slime o moco de gorila, es una masa elástica que sirve para que los niños puedan divertirse manipulándola. Es un producto des-estresante tanto para niños, como para adultos. No es dañino por los materiales que usa. Los puedes hacer de muchas formas, texturas y colores.

Procedimiento:

Primero coloca en uno de los recipientes aproximadamente dos cucharadas de cola sintética blanca, agrega tres gotas de colorante alimenticio del color que prefieras. Revuelve bien hasta lograr una mezcla uniforme. Rectifica el tono del color, si quieres que sea intenso es momento de agregar unas gotas más de colorante alimenticio.

En el otro recipiente agrega dos cucharadas de detergente y una cucharada de agua. Remueve hasta que se mezcle los dos componentes.

Luego junta las dos mezclas y remueve sin parar hasta que se forme una masa. Procede a  amasar con las manos, al principio se tornará un poco pegajosa y conforme vas amasando tomará mejor consistencia. ¡Tu moco de gorila estará listo!

Bolas de fuego que no queman

Materiales

  • Algodón.
  • Hilo de algodón.
  • Alcohol, colonia o desodorante.
  • Un mechero o encendedor.

Objetivos:

Estas bolas de fuego no queman en las manos, con este experimento podemos despertar su curiosidad, ¿por qué  se puede tocar bolas de fuego sin quemarse? Respuestas: El algodón es un mal conductor térmico, es decir, el algodón nos da una protección para que el calor no llegue a nuestra piel.  Un ejemplo de esto son las batas que utilizan los químicos, hechas de fibras de algodón. El calor que desprende el fuego alcanza varias temperaturas, cuando lo prendes alcanza rápidamente su temperatura más alta, misma que desciende inmediatamente. El algodón completo es la zona central que tendrá una temperatura mínima.

Procedimiento:

Toma 4 o 5 bolitas de algodón. Únelas entre sí para hacer una bola más grande,  átalas con el hilo de algodón. Cuando notes que las bolas de algodón están lo suficientemente seguras, es el momento de hacer un nudo con todas ellas.

Una vez perfectamente sujetas, hay que bañarlas con suficiente alcohol como para que se queme el alcohol y no el algodón. Puedes tocar la bola con tus manos pero no la acerques a tu ropa o pelo.

¡Esperamos que puedas experimentar con tus hijos y pasen un momento entretenido y educativo!


¿Qué opinas? ¿Tienes dudas?

¡Sigue la discusión en Corazón de Mamás!

Conversaciones
Artículos Recomendados