Filosofía para niños

hace 3 años | por Editorial Corazón de Mamás
Categoría: Educación
Tags:  Filosofía, Niños, Reflexionar, Vida, Conocimiento

1

0

Una observación que hizo Mathew Lipman en las aulas de la Universidad de Colombia, fue que su clase de Lógica e Introducción a la Indagación Filosófica no contaban con un avance en los objetivos de las asignaturas. Pensó que tal vez en la educación básica faltaba algo que les permitiera  a los estudiantes tener las herramientas necesarias para hacerlo. Lo que hacía falta era la filosofía.

¿Cómo llevar la filosofía a la educación básica y primaria? Una estrategia fue crear textos especiales, que pudieran acercar a los estudiantes a los temas filosóficos clásicos. El Descubrimiento de Harry Stottlemeier (de Aristóteles), es una de las primeras obras  dirigida a niños entre 10 y 12 años, en la cual niños de esa misma edad van descubriendo la lógica aristotélica. Esta novela va acompañada por un manual para el profesor, el cual le sugiere a éste la manera de trabajar cada uno de los capítulos de la novela.

¿Para qué serviría la filosofía a niños tan pequeños, cuál es su funcionalidad en la vida? Lipman pensó en ayudarles a cultivar el espíritu y las habilidades que se necesitan para hacer filosofía.

Para llegar a la comprensión filosófica es necesario propiciar también el “aprender a pensar”, sin embargo al realizarse el trabajo en aulas se trata el pensamiento como un trabajo dentro del grupo. Así, que primeramente se necesita “aprender a escuchar” o “aprender a respetar y valorar al compañero”. Estas características sin duda son rasgos sociales, pero además, como toda forma de filosofía,  se relaciona con conocimientos que vienen de otros campos del saber, y así, se convierte en una dinámica donde confluyen y son útiles los conocimientos que el niño adquiere tanto en otras asignaturas como en el resto de su vida.

Por último, la filosofía para niños ayuda a adquirir herramientas lógicas para trabajar en la investigación y utilizar métodos científicos  (buscar hipótesis, ejemplos y contraejemplos, pensamiento inductivo y deductivo entre otros), herramientas que van a ser muy útiles para fijar los conceptos, comprenderlos cuestionarlos y utilizarlos.

La filosofía aplicada de maneras divertidas es una buena manera de entrar al mundo de la reflexión en esferas sociales, del conocimiento y la investigación. Sirve para conocerse a sí mismos, para encontrar respuestas que pudieran hacerse durante la adolescencia. Esto sin duda puede ser un detonador si tu hijo tiene curiosidad nata y sabe utilizar este conocimiento, imagina lo que será capaz de descubrir.

HOYOS, Valdez Diana. Filosofía para niños y los que significa la educación filosófica. Universidad de Caldas, Colombia.


¿Qué opinas? ¿Tienes dudas?

¡Sigue la discusión en Corazón de Mamás!

Conversaciones
Artículos Recomendados