Hacer la tarea no debe ser una tortura, enséñalos a que sea fácil, rápido y divertido.

hace 4 años | por Editorial Corazón de Mamás
Categoría: Educación
Tags: Responsabilidad, Estrategia, Constancia, Juego, Mentalidad positiva, Tareas, Fácil, Curiosidad, Aprendizaje significativo

0

0


Una anécdota: Martha le pregunta a Ana cómo es que su hija realiza todas las tareas, las entrega sin fallar y de buena calidad. La respuesta es que; desde niña aprendió que hacer la tarea como una oportunidad para divertirse y aprender. Y esto es clave de vida durante la etapa escolar de tu hijo.

Forzosamente llegará el momento en que tengan que irse al colegio y  tendrán que realizar algún ejercicio en casa. Ese momento de hacer la tarea es un momento excelente para ti, porque puedes saber cómo trabaja tu hijo, que tanto pone atención y qué tan dedicado es para realizar los trabajos.

Recuerda acondicionar el espacio para ese momento, si es pequeño, proporciona colores y materiales con texturas diversas, generalmente en esta etapa las tareas son más entretenidas y se basan en la decoración de algunas letras, números o por ejemplo; intentar dibujar su casa y su familia.

Motívalo a que lo haga por sí mismo, puedes decirle; “Vente es momento de hacer la tarea, quiero que me enseñes lo bueno que eres trabajando, hagámoslo rápido para salir juntos al parque cuando termines, me gustaría tomar un helado, ¿te gustaría?”

Si es pequeño, obviamente tendrás que explicarle las instrucciones, pregúntale si entendió todo y déjalo que por sí mismo trabaje, puedes darle algún tip o idea para que pueda desarrollar su trabajo de manera autónoma. Si hay que usar materiales, podrías decirle; “Mira que colores y texturas tan bonitas, ¿cuál  te gustaría usar?” De tal manera que, lo vea como un momento de diversión, no la terrible obligación de tener que hacer, lo que los adultos mandones quieren.

Si está en etapa escolar, puedes apoyarte para ayudarlos a asimilar los temas con materiales educativos disponibles en internet,  y mejor aún, utilizar alguna enciclopedia o de un libro el tema que necesiten entender.

Hay temas de ética y sociedad que puedes poner ejemplos dentro de lo cotidiano, es importante que aprendan que no van a la escuela a memorizar, es una buena forma de estimular que su aprendizaje sea significativo. Eso es realmente aprender, y de beneficio traerá también buenas notas.

Si son temas matemáticos puedes utilizar métodos alternativos, muy eficaces para su estudio, el ábaco soroban japonés es una manera divertida de introducirlos a la comprensión de las operaciones básicas. Sin olvidar las distintas academias que brindan apoyo de maneras diferentes, como Kumon, muy popular en la Ciudad de México.

Transmitirles el mensaje de que las tareas son algo que deben hacerse y punto, no debe ser  de una forma impositiva. Sino que es algo que debe cumplirse dentro de sus deberes, que tendrán que realizar diligentemente, sin postergaciones y en un corto tiempo, no debe absorberlos toda la tarde. Si se termina pronto, podrán ocuparse en otras actividades que les permitan convivir con sus amigos, ir a sus entrenamientos, tener momentos de esparcimiento o un momento para descansar.

¿Cuéntanos, cómo te va a la hora de la tarea?


¿Qué opinas? ¿Tienes dudas?

¡Sigue la discusión en Corazón de Mamás!

Conversaciones
Artículos Recomendados