La importancia de cocinar con nuestros hijos.

hace 4 años | por Editorial Corazón de Mamás
Categoría: Comida
Tags: Cocina, Participación, Trabajo en Equipo, Instrucciones, Sabor.

0

0

“Cocinar en su acto de amor”.

Como agua para chocolate.

-Laura Esquivel-


Pareciera que es un tema común, lo cierto es que nuestro papel de madres va más allá de ser las cuidadoras. Desde todos los puntos de vista, la nutrición no solo se limita a buscar o seleccionar los mejores menús o alimentos para ellos, una madre nutre también el pensamiento y el ánimo de los hijos.

El cocinar con los niños es una manera de acercarlos a ese calor que tú pones en tu casa, y darles la oportunidad de que comiencen a generarlo por ellos mismos. Además que les ayuda a elegir lo que les gusta y lo que les hace bien.

Cuando cocinas con ellos les estás enseñando a ser independientes y no hacer todo por ellos. Aunque sean pequeños, puedes hacerlos partícipes de preparar las cosas que les gustan, por ejemplo unas galletas. Invítalos a cocinar contigo anímalos y supervisarlos a que agreguen los ingredientes, les encantará poder amasar  o usar los cortadores con sus figuras preferidas.

Estas actividades son de integración familiar, que entretienen a  todos los participantes. Además que los ayudarás a desarrollar habilidades que los preparan para la vida,  no solo por el hecho de que aprenderán a elegir. La buena cocina también tiene que ver con seguir instrucciones, poner en práctica la observación, la paciencia y el analizar y probar si han logrado conseguir el resultado que querían.

Cuando son un poco más grandes pueden hacerlo por ellos mismos y si por ejemplo, al hornear unas galletas o un pastel sucede que no les sale bien a la primera, eso les da experiencia y los ayuda a prestar atención para corregir aquellas cosas que  pasaron por alto.

La preparación de los alimentos de cierta manera es una metáfora de vida, la comida es una constante que sin lugar a dudas siempre es necesaria. Cuando nos alimentamos, estamos tratando de buscar un balance entre el sabor y nutrición.  

No se trata de comer lo que sea, se trata de comer con orden, tener horarios establecidos, de elegir lo que es bueno, para tener un mejor rendimiento en todos los niveles, físico, mental y emocional.

Como puedes ver son muchos beneficios que puedes desarrollar y gozar si compartes con tu hijo las tareas en la cocina. ¡Cuéntanos la receta que has preparado con ellos y alguna anécdota divertida cocinando!  


¿Qué opinas? ¿Tienes dudas?

¡Sigue la discusión en Corazón de Mamás!

Conversaciones
Artículos Recomendados