La importancia del ejercicio

hace 4 años | por Editorial Corazón de Mamás
Categoría: Salud física
Tags: Ejercicio, actividad física, juego, sedentarismo, obesidad, deporte

0

0

Cuando los adultos piensan acerca del ejercicio, generalmente se imaginan en el gimnasio, corriendo una carrera o levantando pesas. Pero para los niños, básicamente el ejercicio significa estar activo físicamente. Corazón de Mamás te cuenta todas las cosas positivas que tiene el ejercicio en la vida familiar.

Aunque el ejercicio trae ventajas para todos, para los niños significa: tener músculos y huesos más fuertes, tener menos problemas de peso, tener menos riesgo de desarrollar diabetes tipo 2, niveles óptimos de presión sanguínea y colesterol en la sangre, entre otros. Pero además de estos beneficios, los niños que se ejercitan duermen mejor, tienen mejor control de sus emociones y manejan mejor los retos físicos que se les puedan presentar.

Para tener una actividad física completa, deben tenerse en cuenta tres elementos:

  • Resistencia: Se desarrolla cuando los niños regularmente tienen actividad aeróbica, ya que el corazón late más rápido y la respiración se acelera. Este tipo de actividad ayuda a fortalecer el corazón y mejora la habilidad del cuerpo a llevar oxígeno a sus células. Algunas actividades aeróbicas son: baloncesto, ciclismo, patinaje, fútbol, natación, tenis, caminata, trote o correr
  • Fuerza: No significa levantar pesas. Dependiendo de su edad, los niños pueden hacer ejercicios que les ayuden a ganar tono y fuerza muscular por ejemplo escalar
  • Flexibilidad: Los ejercicios de flexibilidad permiten a los músculos y articulaciones doblarse y moverse más fácil y en su rango completo de movimiento. Simples movimientos de estiramiento colaboran en este punto


El problema del sedentarismo

Tener sobrepeso u obesidad en la infancia se ha convertido en un problema serio. Mucha de la responsabilidad de este problema es que los niños se están convirtiendo en sedentarios o, en otras palabras, permanecen quietos mucho más tiempo del que antes lo hacían.

Es por esto que es necesario controlar y medir la cantidad de tiempo que los niños y jóvenes pasan frente a las pantallas, consumiendo diversos tipos de medios. Además, debe asegurarse que los niños hagan suficiente ejercicio. Los niños y adolescentes deben tener al menos 60 minutos de actividad física moderada a vigorosa, diariamente.

La Asociación Nacional para el Deporte y la Educación Física de Estados Unidos (NASPE) da esta guía:

  • Para bebés antes de que caminen: Sin especificación
  • Para toddlers: Una hora y media. Treinta minutos de actividad planificada y una hora de juego libre
  • Preescolares: Dos horas. Una hora de actividad planificada y una hora de juego libre
  • Niños en edad escolar: Una hora o más de actividad física diaria

Los niños no deben permanecer inactivos por más de una hora a la vez, excepto a la hora de dormir. En edad escolar, el periodo se extiende a dos horas.

Combinar actividad física regular con una dieta saludable es la clave para tener un estilo de vida sana. Algunas formas de lograrlo son: ayuda a tus hijos a participar en actividades apropiadas para su edad, establece un calendario regular para la actividad física, establezcan actividades diarias que los pongan activos (subir las escaleras, en vez del elevador, etcétera). Diviértanse mientras lo hacen, no olvides que tus hijos aprenden de tu ejemplo.


¿Qué opinas? ¿Tienes dudas?

¡Sigue la discusión en Corazón de Mamás!

Conversaciones
Artículos Recomendados