La inteligencia ¿es heredada por la madre?

hace 3 años | por Editorial Corazón de Mamás
Categoría: Salud mental
Tags:  Inteligencia, IQ, Cromosomas, Madre, Estimulación, Crianza,

0

0

Para hablar de la inteligencia, nos topamos con que especialistas en el tema han encontrado que esta cualidad es heredada directamente de las madres.

En el Medical Research Council Social and Public Health Sciences unidad de Glasgow, Escocia, se llevó a cabo uno de los estudios más reveladores respecto a este tema, el análisis realizado a 12.000 jóvenes entre los 13 y los 22 años tomó en cuenta variables como el color de piel o el nivel sociocultural y económico. Los resultados muestran que el indicador que mejor predijo la inteligencia de cada sujeto fue el coeficiente intelectual (C.I) de su madre.

Se piensa que una categoría de genes conocidos como "genes condicionados" solo funciona si provienen de la madre.

Los especialistas encontraron que las células con genes paternos se acumulan en partes del sistema límbico, que involucra funciones como el sexo, la alimentación y la agresión. Sin embargo, no encontraron células paternas en la corteza cerebral, que es donde tienen lugar las funciones cognitivas más avanzadas, como el razonamiento, el pensamiento, el lenguaje y la planificación.

Sin embargo las investigaciones también han identificado dos factores que tienen que ver con el desarrollo de la inteligencia que no es genética.  El primero es el medio ambiente y el segundo es el apego; este es el vínculo de confianza primigenio con la madre, que se relaciona estrechamente con la inteligencia futura.

Si alguna vez te has reprochado el hecho que no estás dando lo suficiente o tus hijos demandan tu atención, tienen baja autoestima o se muestran inseguros, tal vez has estado sumergida en tu trabajo, distante o distraída de sus emociones, es tiempo de hacer un alto. Investigadores de la Universidad de Washington descubrieron que un vínculo emocional seguro entre una madre y su hijo es crucial para el crecimiento de algunas partes del cerebro.

Después de analizar la forma en que un grupo de madres se relacionó a sus hijos durante siete años, los investigadores descubrieron que los niños apoyados emocionalmente y con sus necesidades intelectuales satisfechas tenían un hipocampo 10 por ciento mayor a los 13 en promedio que los niños cuyas madres estaban emocionalmente distantes. El hipocampo es un área del cerebro asociada con la memoria, el aprendizaje y la respuesta al estrés.

Se cree que un fuerte vínculo con la madre le brinda al niño una sensación de seguridad que le permite explorar el mundo y la confianza para resolver problemas. Además, las madres dedicadas y atentas a sus hijos tienden a ayudar a los niños a resolver problemas, permitiéndoles a alcanzar una inteligencia en potencia.

Es increíble encontrar dentro de los estudios científicos indicios de la importancia de la maternidad, no sólo en el ámbito biológico y orgánico, sino como un factor que nos pone una vez más a reflexionar si nuestros niños son atendidos física y emocionalmente o si somos capaces de crear esos vínculos fuertes y sanos que les den seguridad para actuar. La inteligencia dentro de la selección natural, los colocará como los más aptos para desarrollarse y resolver de diversas maneras las situaciones de vida.

La inteligencia no solo se hereda ni es lo único o lo más importante en el desarrollo de las personas. Procuremos, entonces, nuestro propio desarrollo intelectual y emocional y el de nuestros hijos. Estemos atentas a lo que expresan o piensan ellos y seamos su apoyo y guía. Coeficientes intelectuales aparte, hagamos una maternidad inteligente.




¿Qué opinas? ¿Tienes dudas?

¡Sigue la discusión en Corazón de Mamás!

Conversaciones
Artículos Recomendados