La mollera y sus mitos

hace 4 años | por Editorial Corazón de Mamás
Categoría: Salud física
Tags: mollera, fontanela, bebés

9

4

Cuando los bebés nacen, los huesos del cráneo no se encuentran completamente unidos. La explicación: el cuerpo le ayuda de esta forma al bebé para que pueda pasar por el canal de parto. Las uniones o suturas se van endureciendo gradualmente. Antes de que esto ocurra, queda un espacio donde se unen dos suturas, llamado fontanela o mollera, pues queda blando y está cubierto únicamente por algunas membranas.

Cabe aclarar que la cabeza del bebé tiene varias fontanelas, estas permiten el crecimiento del cerebro durante el primer año. Sin embargo, la más popular es la que se encuentra en la parte superior de la cabeza y que suele cerrarse entre los 7 meses y el año y medio.

La cabeza del bebé debe protegerse de golpes, sin embargo la mollera no necesita mucho cuidado, la membrana que la recubre es lo suficientemente gruesa y dura para cuidar del cerebro. Para verificar que todo esté bien, el pediatra esta verificará la medida de la cabeza para revisar el crecimiento normal. También medirá la fontanela para confirmar si sigue abierta, la medida normal en un recién nacido es de tres dedos, aproximadamente. Si está muy abierta se suele recomendar una ecografía del cráneo para descartar otro problema. Si está muy cerrada debe revisarse para que no se produzca una craneosinostosis, que es el cierre prematuro de las fontanelas. Para corregir este problema debe hacerse una intervención para permitir al cerebro y la cabeza seguir creciendo.

Los mitos:

  • La mollera se cae: Las fontanelas deben sentirse firmes y con una ligera curva haca adentro. Cuando se dice que se cae, es porque se siente más hundida. No hay ningún problema con el cerebro, simplemente el bebé está deshidratado. Se hunde porque no hay suficiente líquido en el cuerpo. Si por el contrario, la mollera se ve inflada, representa un aumento de presión. En ambos casos es muy importante consultar con el médico.
  • Se afirma que si el bebé tiene la mollera hundida hay varios remedios efectivos: ponerlo de cabeza sosteniéndolo por los pies; meterle el dedo en la boca y empujar el paladar hacia arriba, etcétera. Ninguno es efectivo
  • Soplar la mollera: Tradicionalmente se cree que hacerlo ayuda a calmar los llantos del bebé. Es completamente falso.
  • Masajear la mollera: Tampoco se recomienda, pues puede interferir en el cierre natural o que se cierre antes de tiempo.
  • La fontanela late: A veces parece que la mollera está latiendo al ritmo de los latidos del corazón, es totalmente normal pues la irrigación sanguínea de esa zona es muy alta.

¿Qué opinas? ¿Tienes dudas?

¡Sigue la discusión en Corazón de Mamás!

Conversaciones
Artículos Recomendados