Las mamás en casa a veces se deprimen.

hace 4 años | por Editorial Corazón de Mamás
Categoría: Vida
Tags: Soporte, Salud mental, Esparcimiento, Entretenimiento, Estados de ánimo, Optimismo, Cambio de pensamiento

0

2

Si eres mamá tal vez hayas pasado por estos momentos, la euforia de tener un bebé, la experiencia del parto o la cesárea y después del nacimiento, la adaptación. Pareciera que la magia de pronto se esfuma, nuestro cuerpo está en plena recuperación y los niveles hormonales comienzan a estabilizarse.

Hay un momento que desconocemos nuestro cuerpo, que intentamos adaptarnos a él, ahora, sin la atención de todo lo que se transformaba en nuestro vientre, parece que falta algo. El primer mes es extenuante, pasamos tiempo sin dormir, la alimentación y cuidados lo exigen. Sin olvidar que los primeros días son cruciales para la lactancia. Y si no lo logramos, tal vez nos sentimos un poco frustradas.

Pueden pasar los días y nuestra tristeza puede crecer después de un parto al experimentar los baby blues o depresión post parto. ¿Pero qué pasa cuando persiste este estado de ánimo? En esos momentos hay que hacer un… ¡ALTO!

Cuando eres mamá, estás en casa y te sientes muy triste hay que observar varios signos de alerta. Además de la tristeza o el llanto, otros síntomas pueden ser:

  • Si ya no te dan ganas de hacer las cosas que antes te gustaban,
  • Si ya no te dan ganas de bañarte,
  • Si tu casa parece más bien el escenario de una batalla,
  • Si no hay un apego positivo con tu hijo,
  • Si te sientes constantemente de mal humor, sientes ansiedad, miedo, lloras y tienes sentimientos de incompetencia.

Si presentas uno o más de estos síntomas entonces ten cuidado, puedes estar cayendo en un estado depresivo que es importante tratar. La depresión en mujeres con hijos es mucho más común de lo que piensa mucha gente, y puede llegar a afectar a 1 de cada 5 mamás.

Si estás deprimida, ponte en manos de un especialista. Una terapia psicológica o psiquiátrica te puede ayudar a mejorar.

Además de pedirle ayuda a un experto, algunas cosas que pueden ayudarte son:

  • Cuídate a ti misma y trata de dormir y comer bien, no te sientas culpable de cómo te sientes ahora y trata de tomar las cosas con calma,
  • Pide ayuda a tu pareja, familia y amistades. Esta ayuda puede ser para cuidar a tus hijos cuando te sientas estresada, para cocinar, para limpiar, para acompañarte al doctor, o cualquier cosa que sientas te puede ayudar,
  • Haz ejercicio y trata de realizar actividades fuera de casa. Si esto no es posible entonces inclusive cantar puede ayudar,
  • Comparte tus sentimientos con otras personas. Trata de hablar con tu pareja, amigas o familiares de cómo te sientes, también puedes hablar con otras mamás aquí en Corazón de Mamás que han pasado por lo mismo.

Si necesitas más información puedes visitar la página de la organización para el Apoyo Internacional al Posparto.

Recuerda que tú eres una pieza fundamental para cuidar a tus hijos. Si tú estás bien, ellos también lo estarán. Si sufres de depresión, esto no solo te afecta a ti pero también a tus hijos y a los que están cerca de ti. Así que… ¡Vamos anímate y comienza a buscar soluciones que te permitan disfrutar y colorear tu vida! De corazón a corazón, no dejes pasar los días. Tu salud emocional es muy importante.


¿Qué opinas? ¿Tienes dudas?

¡Sigue la discusión en Corazón de Mamás!

Conversaciones
Artículos Recomendados