Las mamás también son fanfarronas

hace 3 años | por Editorial Corazón de Mamás
Categoría: Soporte
Tags: Madres, Fanfarronas, Presumir, Confianza, Autoestima.

0

0

Según la definición de la Real Academia de la Lengua; Fanfarrón, es aquel que se precia y hace alarde de lo que no es, y en particular de valiente.

Esto ha sido comprobado por  investigadores de la City University London, Carnegie Mellon University y Bocconi University  quienes se dieron a la tarea de saber por qué tanta gente con frecuencia recibe rechazos cuando se  auto promocionan.

Se descubrió que los fanfarrones creen que su autopromoción provoca emociones positivas cuando en realidad lo que provocan mucho son emociones negativas en los demás. Sucede que cuando nos involucramos en la autopromoción de nosotros mismos, o nuestros hijos tendemos a esperar reacciones positivas de los demás y subestimamos sus reacciones negativas.

Según la Dra Scopelliti, los resultados son particularmente importantes en la era de Internet, cuando las oportunidades para la auto-promoción han proliferado a través de las redes sociales. Los efectos pueden ser exacerbados por la distancia adicional entre personas que comparten información y su destinatario, que lleva a reducir la empatía con la persona que se auto  promueve y con su destinatario.

Lo que muestra cómo a menudo cuando estamos tratando de dar una buena impresión, es contraproducente. Así que la jactancia es una de las cosas autodestructivas que hacemos cuando nos auto-promocionamos.

Eso sucede porque quien presume o se jacta de algo, está haciendo un intento por ser aceptado y no sólo tratando de mostrar lo mejor, está esforzándose por negar lo peor de sí. Quiere demostrar lo contrario o reforzar la imagen que quiere proyectar de sí mismo, aunque sea algo forzado con el alarde. En pocas palabras; Dime de qué presumes y te diré de qué careces.

Presumir de los logros de nuestros hijos, de la compra de un auto nuevo, los viajes al extranjero, del ascenso en el trabajo, conocer o haber leído a personas importantes, y todo cuanto venga a la cabeza y sea usado para fanfarronear, no habla de nuestros triunfos o lo aptos que somos socialmente para destacar y relacionarnos.

Fanfarronear es una forma de una falsa autoestima, es una imagen que estamos creando de protección para que no nos hagan daño y aparentar seguridad. El problema es cuando somos o nos toca escuchar a un fanfarrón seguramente se tiene la conciencia de que hay en medio de todo, una baja autoestima, incluso hay quien piensa que tiene un gran amor propio.

El antídoto para estos casos es la honestidad, la aceptación y la sencillez. Si nos ponemos a pensar, ni el coche, los recuerdos de los viajes, los triunfos de los hijos, el dinero del coche, los importantes puestos de trabajo, ni la misma opinión que otras personas tengan de nosotros permanecerá en este mundo, por lo que todo es efímero y pasajero. ¿No lo crees?


¿Qué opinas? ¿Tienes dudas?

¡Sigue la discusión en Corazón de Mamás!

Conversaciones
Artículos Recomendados