Leche materna versus leche de fórmula

hace 4 años | por Editorial Corazón de Mamás
Categoría: Salud física
Tags: Leche materna, fórmula, lactancia

0

0

Hasta hace no tanto tiempo, no había mucho qué pensar. Pero con los avances en la vida cotidiana, los padres deben decidir cómo alimentar a sus bebés, dependiendo de la circunstancia particular de cada familia. La realidad es que múltiples organizaciones a nivel mundial, como la Organización Mundial de la Salud o la Academia Americana de Pediatría, afirman que la mejor opción para alimentar a un bebé es la lactancia materna. Ambos organismos recomiendan lactancia exclusiva durante los primeros seis meses, seguido de lactancia complementaria hasta el destete. Se recomienda que el periodo de lactancia dure 24 meses.

Sin embargo, la lactancia no es posible en todos los casos. Es por esto que algunas familias necesitan que sus bebés se alimenten con leches de fórmula, que les proporcionan los nutrientes necesarios para que crezcan y se desarrollen saludablemente.

Corazón de Mamás te cuenta las ventajas y las desventajas de cada método, para que puedas decidir cuál es el que le viene mejor a tu familia y a tu bebé.

Sobre la lactancia

Es el método recomendado. Se compone de los nutrientes ideales para el bebé y crea un vínculo emocional importante. Está comprobado que ayuda a prevenir infecciones y otros padecimientos, pues los anticuerpos pasan de madre a hijo, a través de la leche. También es rica en vitaminas y minerales. Los niños alimentados con leche materna también ven reducido el riesgo de padecer diabetes, obesidad o síndrome de muerte súbita, enfermedades del tracto digestivo propias de la edad (como diarrea o estreñimiento), ya que es más fácil de digerir.

Otros beneficios es que la leche materna es gratuita, la madre solo debe seguir una dieta balanceada y mantenerse hidratada. También trae beneficios para la madre, pues ayuda a quemar calorías y a que el útero se encoja tras el embarazo. También existen estudios que afirman que la lactancia ayuda a reducir el riesgo de cáncer de mama, hipertensión arterial, diabetes y enfermedades cardiovasculares, entre otros.

Sin embargo, no todo es color de rosa, la lactancia puede ser difícil para muchas mujeres. En un comienzo puede ser incómoda, dolorosa y molesta, es por esto que es importante contar con el apoyo familiar, médico o de una consultora experta en lactancia materna. Si se superan con éxito los primeros días, seguramente se podrá tener una lactancia exitosa, incluso si la madre trabaja. De todos modos es un proceso que demanda mucho tiempo y trabajo de la madre. También existen muchas preocupaciones sobre la toma de medicamentos durante la lactancia, pues muchos no son compatibles. Para esto, Corazón de Mamás recomienda la página e-Lactancia y un seguimiento del doctor tratante para resolver dudas.

Sobre las leches de fórmula

Si bien su producción está regulada por los entes de salud de la mayoría de países en el mundo para que contengan todo lo necesario, las leches de fórmula no han logrado igualar a la leche materna, ya que esta es una sustancia viva que se fabrica según los requerimientos de cada bebé. Su uso se recomienda solo en casos médicos, aunque muchas mujeres eligen su uso por comodidad o por razones personales. Entre los beneficios que tienen es que pueden ser suministradas por cualquier persona al bebé, así el trabajo no es exclusivo de la madre.

Entre los aspectos negativos está el precio. Las leches de fórmula son caras y para poder ser digeridas se necesitan otros accesorios: biberones, esterilizadores, calentadores, etcétera, además de necesitar una organización especial para su preparación y transporte. Otro asunto es que las leches artificiales no contienen los anticuerpos que proporciona la lactancia, lo que hace que los niños que se alimentan de esta forma tiendan a enfermarse más o a padecer más gases y estreñimiento, pues es más difícil de digerir.

Independientemente de la decisión que tomen, siempre es importante que la consulten con el equipo de médicos que atenderá el posparto o con una consultora de lactancia, ellos pueden ayudar con información sobre las diversas opciones y ayudarte a encontrar la mejor para tu familia.


¿Qué opinas? ¿Tienes dudas?

¡Sigue la discusión en Corazón de Mamás!

Conversaciones
Artículos Recomendados