Lo que hay que saber si se presenta una emergencia con tus hijos.

hace 4 años | por Editorial Corazón de Mamás
Categoría: Salud física
Tags:  Emergencia, Saber actuar, Niños, Intoxicación, Quemaduras, Fracturas, Ingestión accidental,

0

0

Lo primero es la prevención, pero a veces pasa que, a Laurita jugando en el parque, se le ocurre trepar y aventarse del tubo de bomberos de una manera innovadora y lo hace de cabeza, como resultado de la inercia se abre la barbilla, se rompe la boca y se fractura un diente, esas son las emergencias en las que primero deberás conservar la calma para saber qué es lo que tienes que hacer para actuar y tu hijo reciba una atención pronta y eficiente.

Corazón de mamás recomienda que toda madre y padre tengan siempre a mano la información relacionada con la salud de sus hijos. Esto lo podemos traer en el celular, así lo llevaremos con nosotros a donde quiera que estemos.

Los datos con los que debes contar son los siguientes:

Alergias

Si tu hijo es alérgico a algún medicamento,  como la ampicilina, paracetamol u otros antibióticos,  también a algún tipo de alimentos.

Medicación

Debes saber los nombres de los medicamentos y las dosis que tu hijo está tomando. Si el personal médico  necesitara  administrar otra medicación, les permitirá tener el adecuado que al combinarse, no tenga un efecto adverso en su salud.

Enfermedades previas y preexistentes

Informa si tu hijo tiene alguna enfermedad como asma, diabetes, alergias o si ha sido sometido a alguna intervención quirúrgica. Esta información permitirá a determinar el tipo de tratamiento necesitará debido a su condición.

Vacunas

Si sabes que vacunas tiene tu hijo, ayudarás al médico a hacer un diagnóstico más exacto, no está de más que revises su cartilla de vacunación.

Talla y peso

Si en la emergencia no es posible pesar al niño, con este dato los médicos calcularán la dosis para el medicamento que deban administrar.

Antecedentes médicos familiares  

Es una información básica, investiga qué afecciones padecen o han padecido otros miembros de la familia, tú, tu pareja, abuelos o hermanos. Esta información será relevante a la hora de diagnosticar y de tratar la afección del niño.

También es muy importante que sepamos distinguir cuándo es una emergencia médica, algunos ejemplos son los siguientes:

  • Ataques de asma.
  • Tragar o ahogarse a causa de tragar un objeto.
  • Pérdida de líquidos, por sangrado, deshidratación, diarrea o vómito severos.
  • Lesiones en la cabeza, por un golpe.
  • Reacción alérgica, por comida o picadura de insecto o abeja.
  • Reacción a una medicina o sobredosis.
  • Una caída que resulte en que el niño necesite puntadas para cerrar la herida, fracturas.
  • Fiebres altas o convulsiones.
  • Quemaduras o cortaduras.
  • Ingestión de sustancia tóxica.
  • Presión o dolor abdominal en la parte superior.
  • Problemas relacionados a su condición de salud, problemas para respirar, del corazón, físicos o causados por alguna discapacidad.

Si se suscita una emergencia, mantén la calma, evalúa la situación, habla con tu pediatra, él te ayudará a identificar la gravedad del hecho, seguramente te pedirá que observes o te cerciores si se presentan algunos signos, dependiendo el caso. Una vez hecho esto, sigue sus recomendaciones  tal vez sea necesario pedir una ambulancia al 911 o tal vez quieras trasladarte por cuenta propia. Da aviso a algún familiar para que puedas contar con apoyo una vez que llegues al hospital más cercano.

¿Alguna vez has tenido una emergencia?

Con información de:

www.emergencycareforyou.org/Emergency-101/Is-it-an-Emergency-/.

https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/001927.htm

http://kidshealth.org/es


¿Qué opinas? ¿Tienes dudas?

¡Sigue la discusión en Corazón de Mamás!

Conversaciones
Artículos Recomendados