Los riesgos de medicar a tu hijo

hace 4 años | por Editorial Corazón de Mamás
Categoría: Salud física
Tags: Salud física, Medicación, Precaución, Riesgos

0

0

La enfermedad no avisa, a veces parece llegar de manera inoportuna. No importa si estamos en casa o debemos salir a  trabajar, a veces el ritmo de la vida nos hace estar ocupadas. Cuando nos percatamos que nuestro pequeño se muestra más irritable que de costumbre. Es ahí donde caemos en cuenta que ha enfermado.

Muchos padres por salir del paso tras observar los primeros signos de enfermedad, tomamos la iniciativa de medicarlos. Sin embargo, no importa cuántas veces has pasado cuidando las enfermedades de tu pequeño, debes saber que nunca se presentan de la misma forma.

Primero porque al crecer y pasar por la enfermedad, tu pequeño estará haciendo anticuerpos nuevos, y aunque los síntomas sean similares, los antibióticos nunca funcionan de la misma forma, de igual manera pasa con las dosis, sólo tu  pediatra puede determinar el tipo de tratamiento que necesita dependiendo de la sintomatología, del peso y talla del niño.

Algunos errores comunes son

-Utilizar los sobrantes de otros tratamientos; en el caso de los antibióticos no servirá de nada administrarlos un par de días, si tuviera una infección recuerda que es necesario a veces administrarlos hasta por 10 días.

-Usar medicamentos sin atender las contra indicaciones; cuando no somos doctores, corremos el riesgo de causar una reacción contraria o agravar la enfermedad.

-Puedes disfrazar la enfermedad al administrar un medicamento; eso te puede hacer pensar que tal vez está mejorando la salud de tu hijo, y en realidad puedes empeorar la enfermedad, además de dañar su hígado.

-Uso de medicinas caducas; hay medicinas que no pueden ser administradas porque el tiempo de vida de la sustancia activa caduca. Un ejemplo de esto son los antibióticos que se preparan al inicio del tratamiento, mismos que no deben consumirse después de 10 días.

Así que antes de administrar a tu hijo, piensa en los riesgos que te hemos presentado. Más vale acudir con tu pediatra y tener la tranquilidad de que está bien medicado.


¿Qué opinas? ¿Tienes dudas?

¡Sigue la discusión en Corazón de Mamás!

Conversaciones
Artículos Recomendados