Mamá vuelve a trabajar

hace 4 años | por Editorial Corazón de Mamás
Categoría: Soporte
Tags: mamá, trabajo, lactancia, soporte

0

0

Volver al trabajo no es una decisión fácil, mucho menos cuando has pasado los últimos días cerca de tu bebé, siguiendo de cerca que no le falte nada. Por necesidad, o por aspiración profesional, cada vez es más común que las madres encuentren maneras de volver a la vida laboral.

Uno de los sentimientos más comunes es la incertidumbre y seguro te haces preguntas como: ¿con quién dejo a mi bebé? ¿Se sentirá abandonado? No te preocupes, todo es cuestión de organización y ajuste. Comienza la preparación a este paso con antelación, elige el tipo de cuidado que quieres para tu hijo: una nana, una guardería o si te lo cuidará un familiar. Es importante, para tu tranquilidad, que el niño esté a gusto con quien lo cuida. La transición debe comenzar unos días antes. Intenta que este cambio no coincida con otra novedad grande: cambio de casa, cambio de cama, etcétera.

Es importante que tengas en cuenta que aunque estarás menos tiempo con tu hijo, eso no quiere decir que el tiempo que pasan juntos sea menos significativo. Dale tiempo de calidad, establezcan rutinas para realizar actividades juntos, aprovecha ese rato para consentirlo y mostrarle que tú estás bien. Puedes darle la cena, darle un baño, ir un rato al parque o jugar en casa. Los sentimientos, positivos o negativos, se transmiten de mamá a bebé. Baja la exigencia contigo misma.

Apóyate en tu pareja, cualquiera que sea la razón para que regreses a trabajar, es importante que hagan equipo. Coordinen horarios y dividan las cargas, pueden turnarse el transporte del bebé, actividades de la casa o la preparación de los lunch. Si eres madre soltera, no se te olvide que no estás sola, apóyate en tu red de soporte.

Un punto a tener en cuenta, antes de volver al trabajo, es si continuarás con la lactancia. Lo recomendado es la lactancia exclusiva hasta los seis meses. Si es así, comienza con la extracción y el almacenamiento, revisa si en tu trabajo cuentas con un lugar para continuar con esta actividad o si usarás tu tiempo para ir a casa alimentar al bebé. Si decides destetar antes de regresar, hazlo unos días antes del regreso.

Recuerda, hay estudios que muestran que los niños de madres que trabajan son sociables e independientes, ya que se acostumbran a relacionarse con otra gente. Además tienen la oportunidad de compartir con otros niños, lo cual es especialmente importante si no tienen hermanos u otros niños alrededor. Notarás y te sorprenderás de lo mucho que aprenderán de otras personas. Además, tu hijo se sentirá orgulloso de ver a su mamá realizada, tus logros serán compartidos ahora.


¿Qué opinas? ¿Tienes dudas?

¡Sigue la discusión en Corazón de Mamás!

Conversaciones
Artículos Recomendados