Mamá... ¿Usas pañal? Cuando descubrió las toallas sanitarias.

hace 3 años | por Editorial Corazón de Mamás
Categoría: Vida
Tags: Curiosidad, Respuestas, Explicación, Toalla Sanitaria

0

0

Hay una regla entre los psicólogos que nos dice que no es necesario dar una explicación amplia y detallada a los que nuestros pequeños descubren o tienen curiosidad.

Lo primero que tenemos que saber es; ¿qué es lo que quieren saber? Andrés tiene 3 años y por accidente ha descubierto a su madre cambiando la toalla sanitaria, de momento fue un momento incómodo pero, María lo ha tomado con la mayor naturalidad.

Sin regaños, evitando mostrar espanto o nerviosismo, María tuvo que escuchar la pregunta del pequeño Andrés, ¿mami tu usas pañal? A lo que María respondió, sí algunas veces. Tal vez de esa respuesta siguió otra, ¿por qué la usas?

Contestar de una manera natural es  importante y la razón es que, primero, es lo más normal el mundo, tanto la curiosidad del niño, como lo que le ocurre a mamá. Lo mejor en estos casos es no hacer una idea de que algo es extraño o anda mal con nosotros, o es malo si el niño o niña siente curiosidad.

Y cómo comienzo a explicar a un niño o una niña sobre este tema, si de una pregunta sigue otra. Por ejemplo: Primero podrías hacer una diferencia de géneros, las niñas se convierten en mujeres y les ocurre esto que es muy normal, es signo de salud y es natural, es una manera como el cuerpo de una mujer se limpia.

Es muy importante hablar en positivo. Recuerda que la curiosidad se detiene cuando cesan las preguntas, tal vez quieras prepararte un poquito más si sientes que comenzará una ráfaga de preguntas.

Esto nos da oportunidad a hablar si son pequeños de las distintas partes del cuerpo, e identificarlas por su nombre. El hablar o referirse a los órganos sexuales con sobrenombres, no es lo más recomendable, pues debemos referirnos ellos con la mayor naturalidad.

Si tú hijo o hija es más grande y está entre los 7 y 8 años, y tiene una gran curiosidad por saber que es lo que pasa, tal vez puedas ayudarte de algún libro o esquema, a explicar un poco más a fondo sobre las partes, órganos del cuerpo y sobre la menstruación.

En el caso de los niños, no estaría mal inculcar un respeto ante las cuestiones de la naturaleza que acontecen a las chicas. Quitar la connotación de sucio, o enfermo es necesario. En este caso será necesario ampliar la terminología al hablar del periodo, ciclo menstrual o menstruación. Sin olvidar de las funciones, y procesos que se desarrollan al respecto.

Obviamente el tratamiento de la información tal vez pueda ser un poco diferente, tal vez los chicos sientan curiosidad, pero las niñas tengas un poco de temores o dudas al saber que esto tarde o temprano lo experimentarán. Para ambos casos el tacto y hablar en positivo sigue contando.

Nunca debes postergar estas conversaciones, si surgen inquietudes en distintos tiempos de su desarrollo, es necesario aumentar la información de manera gradual. Aprovecha la oportunidad para aclarar sus dudas y corregir la información poco clara o incorrecta. Tendrán una visión más sana de sí mismos y verán con respeto los procesos de desarrollo de los demás.


¿Qué opinas? ¿Tienes dudas?

¡Sigue la discusión en Corazón de Mamás!

Conversaciones
Artículos Recomendados