Mamás en forma mientras esperan: Tercer trimestre.

hace 4 años | por Editorial Corazón de Mamás
Categoría: Salud física
Tags: Salud física, Embarazo, Ejercicio

0

0

Tercer Trimestre

Estamos llegando a la fase que nos acerca al parto, y nos encanta ayudarte a crear tu propia rutina. El ejercicio que has realizado hará que el momento del parto y la recuperación posterior sean mucho más sencillos. Hemos estado fortaleciendo los músculos, el suelo pélvico y manteniendo en buena condición la espalda. Es recomendable alternar ejercicios con otras actividades más dinámicas como nadar y caminar durante una hora aproximada al día.

Postura de gato

Este ejercicio sin duda alguna brinda muchos beneficios, pues te ayuda a relajar el vientre, fortalece las caderas y también brinda un suave masaje a la espalda al articular el movimiento.

  • Colócate en cuatro patas sobre tus rodillas y manos. Alinea tus rodillas verticalmente por debajo de las caderas. Tus muñecas, hombros y codos deben estar en una línea y perpendicular al suelo. Enfoca tus ojos en el suelo, con la cabeza en una posición central.
  • Exhala y curva la columna vertebral apuntando hacia el techo. Los hombros y las rodillas deben permanecer en la posición sugerida anteriormente. Deja que la cabeza caiga un poco hacia el suelo, y que suavemente la barbilla roce el pecho.
  • Mientras que vayas inhalando, regresa poco a poco y suavemente a la posición inicial.

Repite suavemente estos pasos y siente poco a poco la relajación de tu columna vertebral.

Estiramiento de ingles

Según se acerca el momento del parto, es cada vez más importante que la zona de las ingles no tenga tanta tensión, para ello puedes ayudarte de una pelota grande de pilates, sube una pierna al frente, y deja la otra flexionando la rodilla y haz una presión suave sobre la ingle durante unos instantes. Si no cuentas con una pelota, puedes hacer lo mismo como se indica en la fotografía.  Repite con la pierna contraria.

Estiramientos y lateralizaciones

Los estiramientos y lateralizaciones, te ayudarán a aliviar algunas molestias y dolores de cadera, espalda baja y media. Recuerda que estos estiramientos debes realizarlos de una manera suave, y no olvides acompañarlos de respiraciones.

Hemos llegado al final de nuestras recomendaciones, esperamos que estos ejercicios te hayan ayudado a mantener tu salud. No olvides compartirnos tu experiencia, si has seguido nuestras recomendaciones o has participado de alguna actividad por tu cuenta.


¿Qué opinas? ¿Tienes dudas?

¡Sigue la discusión en Corazón de Mamás!

Conversaciones
Artículos Recomendados