Modales para visitar a un recién nacido

hace 4 años | por Editorial Corazón de Mamás
Categoría: General
Tags: Recién Nacido, lactancia, mamá, visitas, regalos

0

0

Cuando nace un bebé todos quieren ir a conocerlo. Sin embargo, la llegada de un nuevo miembro a cualquier familia implica un proceso de adaptación difícil, en el que las personas ajenas a él suelen ser más un estorbo, que una alegría. Aunque demostrarle a los nuevos padres el cariño y apoyo es súper importante, Corazón de Mamás preparó una selección de modales que te harán siempre ser bienvenido.

Espera un poco. Ir al hospital cuando el bebé tiene menos de 24 horas de nacido no es buena idea, sobre todo si no eres del círculo más íntimo. Seguro puedes esperar unos cuantos días y que, en la medida de lo posible, te vayan teniendo al tanto del bebé y sus padres a través de las nuevas tecnologías.

No a las visitas sorpresa. Siempre anuncia tu visita con antelación y sé empático si te piden hacerlo en otro momento. El ajuste a un nuevo bebé lleva trabajo y los tiempos de las familias cambian radicalmente. De hecho, algunas familias piden a sus visitantes contar con algunas vacunas antes de ver al bebé, por ejemplo la de la tos ferina.

Si estás enfermo, espera. No importa que sea algo menor, es mejor esperar pues el sistema inmunológico del bebé se está desarrollando. No olvides que quienes vienen de fuera son transmisores de enfermedades y microorganismos.

Sé breve. La visita debe durar máximo media hora y debe ser un horario sensible. Las primeras horas de la mañana o la noche no son recomendables.

Es importante no usar perfumes o desodorantes que huelan muy fuerte. Los bebés suelen ser muy sensibles a los olores. Al llegar, lavarse las manos con jabón antibacterial.

Si eres fumador, abstente de fumar en la hora previa a tu visita. Pues la nicotina y otros componentes químicos quedan impregnados en la ropa.

Durante la visita, intenta hablar y reir con voz baja. Consulta a los padres si puedes cargar el bebé y trata de no besarlo. También consulta si puedes tomar fotos o subirlas en redes sociales, si tienes su permiso, hazlo sin flash.

Si tu visita coincide con alguna toma de pecho, da espacio y privacidad. La lactancia, sobre todo en los primeros días, es difícil. Además algunas madres se sienten incómodas haciéndolo en público.

Una buena idea puede ser llevar algo de comer para los padres. Consulta si hay alguna restricción de los alimentos por la lactancia o por alguna otra circunstancia particular.

Ofrécete a ayudar. Tal vez puedes lavar los platos o sacar la basura. Las manos extra se agradecen.

Intenta no dar consejos. Aunque todas las mamás hemos encontrado técnicas efectivas para lidiar con los primeros días de nuestros bebés, cada mamá debe encontrar su camino. Los consejos suelen ser incómodos en esos primeros días de tanta incertidumbre.

Cuéntanos en Corazón de Mamás qué otro tip puedes darle a los visitantes. Mamá no debe estar sola, pero debe estar cómoda y feliz.


¿Qué opinas? ¿Tienes dudas?

¡Sigue la discusión en Corazón de Mamás!

Conversaciones
Artículos Recomendados