Niños grandes, la primera adolescencia es el paso del Kínder a la primaria.

hace 4 años | por Editorial Corazón de Mamás
Categoría: Educación
Tags:  Niños de 5 a 6, Kínder, Primaria, Cambios emocionales, Apoyo, Comprensión, Duelo, Soporte emocional.

0

0

De los 5 a los 6 años, es la etapa donde muchos niños dejarán el kinder para comenzar con sus estudios básicos de primaria. Nuestros hijos se están convirtiendo en niños grandes, que saben vestirse por sí mismo, son capaces de servirse el cereal y tal vez escribir su nombre, es decir adquieren mayor autonomía e independencia. Además que comienzan a definir mucho más su personalidad y sus gustos.

En esta etapa observamos cambios en el estado de ánimo y la forma como se comportan. Podemos ver que aprenden un poco más rápido, porque comienza a estar intelectualmente más maduros y se les facilita prestar atención por más tiempo. También pueden expresar sus pensamientos y emociones más fácilmente debido al desarrollo del lenguaje, en este tiempo comienzan a aprender y reconocer las primeras letras y números.

En esta etapa comienzan a tener sus primeras amistades, que dicho sea de paso, son con las que tienen también sus primeras discusiones,  no les gusta la crítica y a menudo son malos perdedores.

Muchas mamás han observado que es muy común al avecinarse el cambio en la escuela, sobre todo en los últimos meses del kinder, que los niños se muestren un poco irritables, si ese es tu caso debes tener paciencia. También es normal que las maestras en pre escolar les hablen de este cambio tan importante que significa ir a la primaria.

Porqué decimos que es una primera adolescencia, porque ellos se dan cuenta que el cambio en su vida será inevitable y verdaderamente les duele crecer. Por eso, si observas que tu hijo se encuentra un poco más disperso, malhumorado o distraído, es momento de acercarse y preguntar si hay algo que le preocupe. En ocasiones los niños expresan cierto temor de perder sus amistades, o que las tareas y trabajos en la escuela sean más difíciles de lograr.

Esto en realidad es un poco atemorizante para ellos, hay que permitirles a saber que aunque saldrán de la escuela, pueden mantener el contacto con sus viejos amigos y compañeros. Y que también podrán tener la oportunidad de conocer nuevos amistades.

Podemos ayudarlos a entender que aunque es un proceso que habrá de pasar, tiene que confiar y contar que tendrán un acompañamiento, que estaremos con ellos en la etapa de adaptación y que ese momento será superado.

Es importante entender que el hecho de que tengan un poco de autonomía e independencia no significa que puedan lidiar emocionalmente con las cosas que no comprenden, aunque para nosotros sea una situación normal y no sea tan grave.

Permíteles vivir un poco ese duelo que significa hacer un cambio de escuela, sin duda debemos entender que es la primera separación en su vida, del mundo en el que conoció a sus primeros amigos, donde descubrió los colores, cantó sus primeras canciones, jugó y vivió sus primeras aventuras.

Cuéntanos cómo viviste esta etapa con tu pequeño.


¿Qué opinas? ¿Tienes dudas?

¡Sigue la discusión en Corazón de Mamás!

Conversaciones
Artículos Recomendados